Expositores: tres materiales básicos

Vamos a hablar sobre expositores ciñéndonos a los materiales en los que están realizados. Hablaremos de los tres más básicos sin entrar en detalles. Por ejemplo, los expositores de metacrilato están realmente englobando a los de todo tipo de plásticos, los metálicos a los de cualquier material metálico y los de cartón a cartones de todas las calidades con y sin recubrimientos.

Expositores de cartón

Es difícil decir algo sobre los expositores de cartón que no se haya dicho antes, pero es también imposible hablar sobre los materiales básicos de los expositores sin nombrarlo.

expositores de cartón

El cartón es el material más barato para realizar todo tipo de expositores en cualquier tamaño. Tanto en su concepto más básico como plastificado y a todo color, el cartón es versátil, es económico, es ecológico, permite su transporte fácilmente y además se adapta a todos los tipos de mercancía.

Es el producto estrella para los expositores efímeros, no así para los permanentes que suelen realizarse en otros materiales. Pero son precisamente los efímeros los que aquí nos suelen ocupar, ya que son los que se encargan para campañas promocionales, nuestro tema favorito.

Son también los más llevados para exposiciones, ya que el cartón se puede plegar dejándolo reducido a muy poco espacio, para extenderlo una vez que se ha llegado al lugar en el que se quiera instalar el puesto.

Incluso puede recogerse tras una campaña, guardarse en un lugar adecuado sin ocupar prácticamente espacio, y reutilizarse para otra campaña similar más adelante. Solo es necesario guardarlo en un lugar seco y con un plástico que lo proteja del polvo.

Expositores de metacrilato

Si el cartón es el rey de los expositores efímeros el metacrilato lo es actualmente de los expositores permanentes. El metacrilato, así como otros tipos de plásticos, permite crear expositores de todas las formas, colores y tamaños.

Aunque es más pesado que el cartón también puede desmontarse fácilmente realizándose expositores de quita y pon que se pueden colocar fácilmente y que se adaptan a los diferentes productos al poder quitar estantes, colocar otros nuevos o ponerlos a diferentes alturas.

expositores de metacrilato

El metacrilato es muy fácil de mantener, se limpia sin problemas y es muy bonito encajando en cualquier decoración de cualquier tienda. Y sirve para productos de todo tipo, por lo que los expositores permanentes de tiendas pueden ser reutilizados en otros negocios.

En promociones, el metacrilato se usa combinado con el cartón para abaratar precios, aunque excepcionalmente pueden verse expositores realizados exclusivamente en este material.

 

Expositores de metal

Es difícil pensar en expositores de metal sin que vengan a la cabeza los antiguos expositores en los que se mostraban las postales para vender en los puntos turísticos. Todavía podemos verlos en muchas tiendas, aunque cada vez son más corrientes en otros materiales o, al menos, con el metal forrado de plástico.

También eran frecuentes estos expositores para libros, pero nuevamente están siendo sustituidos por otros materiales. El principal inconveniente de los expositores de metal es que para ahorrar costes suele ser material de mala calidad que se oxida rápidamente.

Esto puede dañar el material y crea además una pésima imagen de cara al público. Un expositor oxidado y viejo no invita a realizar una compra por muy bonito que sea aquello que muestra.

Sigue habiendo expositores exclusivamente metálicos, pero hoy son de más calidad, galvanizados y se utilizan sobre todo para herramientas y material de bricolaje y mucho menos para otro tipo de negocios.

Sin embargo, el metal forma parte de muchos expositores en sus modalidades combinadas.

Expositores combinados

La mayoría de los expositores no están realizados en un único material, sino que ofrecen combinaciones de diferentes tipos. El cartón puede combinarse con el metacrilato consiguiendo una mayor estabilidad que si fuera tan solo de cartón y un abaratamiento del precio respecto a lo que costaría si fuera de metacrilato totalmente.

También se consigue que con esta mezcla de elementos el expositor sea más ligero, por lo que su transporte sea mucho más sencillo y además no pese tanto una vez que está cargado con el material.

Las combinaciones de metal y cartón son perfectas para los llamados expositores de perchas, que son los que se utilizan para colgar diferentes elementos o colocar, por ejemplo, las gafas de sol.

expositores de metal

Nuevamente se consiguen precios más económicos para los expositores pero una gran utilidad, ya que en un gancho de cartón no se podrían colgar un gran número de objetos, algo que sí es posible cuando se utiliza un expositor combinado con ganchos metálicos.

En algunos casos se pueden combinar incluso los tres elementos, como por ejemplo cuando se crean grandes tótems que necesitan de un pequeño armazón metálico para tener un porta bombillas, por ejemplo, cartón para la mayor parte de la estructura, y metacrilato para algunas zonas en las que se va a colocar, por ejemplo, un estante con material.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *