Promociona tu página Web en tus expositores y packaging

Además de reflejar todo tipo de ofertas y promociones relacionadas con la venta directa del producto, un expositor puede también tener otras informaciones que pueden resultar muy interesantes, como por ejemplo la información relativa a la página Web de la marca o del producto en concreto.

expositores

Esto permite que el consumidor sepa que existe la Web y puede despertar su curiosidad para que entre y la vea. Pero, a menudo, el consumidor necesita algo más que saber que la Web existe para decidirse a entrar. Por eso, se han inventado las promociones asociadas a las Webs a fin de conseguir que aumente el tráfico.

Concursos en la página Web

Los concursos para los cuales hay que entrar en la página Web y que se anuncian en un packaging o en un expositor suelen tener mucho éxito. No tienen por qué estar relacionados con la compra, de hecho muchas veces no lo están, pero sí con el producto.

Entra en nuestra Web y gana fantásticos regalos promocionales. Esta frase la hemos leído en más de una ocasión y es una tentación para entrar en la Web y ver si es posible tentar a la suerte. Pero, además, es una excelente forma de conseguir que el posible comprador se pare ante el producto para leer lo que pone o prestar atención al nombre de la Web.

Una vez que se ha captado su interés es mucho más fácil que acabe fijándose en el producto en sí mismo o en su precio y termine comprando algo que, en principio, tal vez no estaba en su lista de la compra.

Estaríamos ante un reclamo doble: el expositor atrae a la Web y, a la vez, anima al posible comprador a que lleve a cabo la compra. Una venta y una visita en la página todo por el mismo precio.

Promociones asociadas a la página Web

En algunos casos se puede conseguir que el cliente entre en la página Web ofreciéndole algo a cambio, como una promoción asociada. Por ejemplo, compra ahora este producto y descubre cómo puede salirte gratis en www….

El cliente, al entrar, puede descubrir cómo participar en un concurso para que se le devuelva el dinero o cómo puede hacer para conseguir un vale descuento en su siguiente compra. Suele ser más efectivo que la promoción se explique, aunque sea de manera muy escueta, en el packaging.

En cualquier caso y para conseguir lo que se promociona el cliente debe de entrar, lo que estará aumentando las visitas a la Web que es lo que se pretende en muchos casos con este tipo de promociones, logrando así que suba en los puestos de los buscadores.

Escalar posiciones en los buscadores más importantes ayudará a atraer más clientes para la Web, lo que repercutirá también en aumento de ventas si las cosas se hacen del modo correcto.

Vales descuento

No es la manera más habitual de proceder hoy en día, pero los vales de descuento siguen existiendo. Algunas Webs ofrecen estos vales a sus clientes de forma periódica para asegurarse de que entran con cierta frecuencia.

En los expositores puede haber una referencia a que se pueden descargar vales de descuento en la Web. Pero es importante que no haya que descargarlos en papel, sino que puedan llevarse en el móvil ya que esto no solo será más práctico para un cliente poco acostumbrado a recortar cupones, sino que será más ecológico.

Las redes sociales

Actualmente, las redes sociales son todavía más importantes que la página Web cuando se trata de conectar con los clientes y conseguir una interactuación. Muchas personas utilizan Facebook o Instagram con este fin. La gente más joven se decide por Instagram, una red social basada sobre todo en las imágenes, con poco texto y muchos hashtags.

 

Los clientes de más edad prefieren Facebook, porque les permite interactuar sin tener que colgar fotos necesariamente y les resulta mucho más sencilla y cercana a la hora de hablar de tú a tú con el resto de usuarios.

En cualquier caso, el papel del CM es esencial para que las redes sociales funcionen correctamente y un modo de darlas a conocer es que figuren tanto en los expositores como en el packaging de los productos. A raíz de ahí se pueden realizar todo tipo de concursos.

Uno que suele funcionar muy bien y que permite una gran publicidad a la marca es el que anima a que los participantes suban su foto consumiendo el producto. Se reparten premios entre los ganadores y se logra que muchas personas suban su foto con un hashtag concreto contribuyendo así a liderar la red o, al menos, a que las imágenes con la propaganda circulen llegando a miles de usuarios. Una campaña publicitaria sencilla y muy barata.

Promociona tu página Web en tus expositores y packaging
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *