6 Formas de dar a conocer un nuevo producto

Dar a conocer un nuevo producto es importante. De poco vale haber sacado al mercado algo que da respuesta a la necesidad de miles de consumidores si ellos no saben que eso está ahí, a su disposición y esperando a que se compre. Por eso, tan importante como haber creado ese producto es lograr que aquellos a quienes va destinado, sepan que pueden comprarlo y conozcan todo lo que puede hacer por ellos.

1) Medios de comunicación

Los medios de comunicación son una gran ayuda a la hora de dar a conocer un nuevo producto. La ventaja de este método es que llega a mucha gente en poco tiempo. Si se invierte bien y se asocian las cuñas de publicidad a los programas que pueden ver los potenciales compradores del producto, la campaña será un éxito.

La desventaja de este método es el alto coste económico que no es asumible por pequeñas empresas. Incluso ni tan siquiera hablando de medios de comunicación locales.

2) Redes sociales

Las redes sociales suponen una importante forma de promoción de nuevos productos de manera económica. Pero hay que hacerlo muy bien. Se recomienda que se contrate a un CM con gran experiencia y que pueda demostrar que ha llevado ya campañas en redes sociales de manera exitosa.

Las redes sociales son una gran herramienta, pero son también un arma de doble filo. Si no se utilizan con cuidado pueden acabar siendo muy destructivas. Un mal CM puede hundir a una empresa al dar una mala imagen de la misma dañándola de una forma que puede ser muy complicado reparar el mal que se ha hecho.

3) Promociones en el lugar de venta

Las promociones en el lugar de venta son una buena manera de dar a conocer al producto de una forma directa al consumidor. Por ejemplo, si quieres promocionar un chocolate colocarás a una persona en esa sección junto a un buen expositor de los productos. Esta persona puede hablar con los compradores que se acerquen a ver qué es lo que se vende, regalando muestras, dándoles a probar los diferentes chocolates y explicándoles promociones y otras ventajas de la marca.

Las promociones en lugar de venta, cuando se hacen con seriedad y rigor, no solo ayudan a aumentar mucho las ventas de un producto sino que también dan mucha información sobre qué tipo de personas compran esos productos.

4) Expositores

Los expositores son una buena manera de llamar la atención sobre un nuevo producto que sale a la venta. Pero es muy importante que los expositores tengan un buen diseño, en el cual se haga referencia al hecho de que el producto a la venta es totalmente nuevo y se destaque su principal cualidad.

Por ejemplo, siguiendo con los chocolates, Nuevo y Más Cremoso, pueden ser reclamos que pueden ir en el expositor para atraer al cliente. Así, podrá saber que hay una nueva variedad de chocolate y que es cremosa. También podría ser Más Intenso o Con más Almendras. En definitiva, se trata de que se sepa por qué es nuevo y diferente este producto.

La importancia del expositor está también en su colocación, por lo que a veces hay que pactar y negociar muy bien con los establecimientos la colocación del producto. Son muchos los estudios que apuntan a que un producto colocado en las estanterías del medio se vende muchísimo más que un producto en las estanterías bajas o en aquellas demasiado altas. Y es que nos fijamos más en lo que está a la vista.

5) Regalos promocionales o junto con otros productos

Si quieres promocionar un nuevo producto puedes hacerlo de dos maneras. Por un lado, puedes regalarlo junto con otro producto. Volviendo nuevamente al ejemplo de los chocolates, puedes regalar una tableta o una chocolatina al comprar otra de la marca. Así, el cliente lo prueba gratis.

promociones en punto de venta

El regalo debe de ser proporcional al valor, por ejemplo, se puede regalar una tableta de chocolate en una promoción, pero lo normal es regalar una minitableta o un tamaño chocolatina, suficiente para probar y que implica mucha menos inversión.

Los regalos promocionales son también un buen reclamo. Un regalo promocional junto con la tableta de chocolate es valor añadido y empujará al cliente a comprar si necesita ese último aliciente.

6) Campañas de regalo o descuento especial

Los descuentos especiales están muy bien para presentar un nuevo producto. Pero es importante que el cliente sepa que ese descuento es muy limitado. No debe de asociar el producto al precio promocional o se cae en el peligro de que luego, a su precio normal, resulte caro.

Por eso, muchas marcas prefieren realizar campañas de regalo o de promociones de descuento mediante cupones, para no afectar al precio que figura en la etiqueta.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *