Comienza ya a preparar la campaña de las rebajas

En los últimos artículos de Promoción PLV hablábamos sobre la importancia de las campañas de Navidad, pero son muchos los que, tras haber elaborado las estrategias a seguir durante esta campaña, dejan ahora todo en manos del resto de la empresa y comienzan a trabajar en la campaña de rebajas que comienza justo al acabar la anterior.

 

En estos momentos hay mucha gente trabajando en la campaña de Navidad: los escaparatistas trabajando en la presentación de los escaparates de los comercios; los dependientes colocando toda la mercancía y la decoración de las tiendas; los transportistas llevando todo el material y los nuevos expositores navideños a los comercios etc. Pero el trabajo de quienes diseñan las campañas ya habrá finalizado en lo que se refiere a la Navidad y ya están enfocados en la que sigue.

Elaborar los expositores de cartón para las campañas de rebajas así como el resto de materiales que hacen falta (etiquetas, vinilos o carteles publicitarios, por poner solo algunos ejemplos) requiere de un tiempo y antes de eso hay que diseñarlos. Por eso es necesario trabajar siempre con ciertos plazos de margen.

Campañas coincidentes temporalmente

En algunos lugares de España la campaña de Navidad y la de rebajas no están una a continuación de la otra, sino que se superponen en su recta final. Hay comunidades en las que las rebajas comienzan el día dos de enero y por tanto la campaña de Reyes ya entra en época de rebajas. En estos casos, el trabajo es todavía mayor y los márgenes de actuación son aun más reducidos. En el resto del país, las rebajas comienzan el día siete de enero, con la resaca de los Reyes Magos todavía presente en los comercios.

En cualquiera de los dos casos el trabajo es intenso y cambiar todo de la noche a la mañana con los festivos que hay por medio supone un gran esfuerzo para todo el sector. Por eso, que al menos no haya que preocuparse porque todo el material esté a punto con el margen de tiempo suficiente para que puedan llevar a cabo los cambios.

Una campaña con especial importancia para los vinilos

La campaña de rebajas es una de las campañas con las que mejor funcionan los vinilos para escaparate y también para el interior de la tienda. Gracias a los vinilos es posible cambiar rápidamente el aspecto de un escaparate de tienda y que este pase de la nieve, el acebo y los muñecos de Navidad a exhibir los grandes descuentos en esta etapa.

vinilos

“Rebajas”, “grandes rebajas” o “increíbles rebajas” acompañado de los porcentajes de descuento que los clientes van a encontrar en el interior de la tienda, son algunas de las leyendas más habituales en estos vinilos, pero cada vez son más los comercios que buscan algunas fórmulas alternativas para llamar la atención del cliente.

Viejos trucos como poner en grande “Rebajas” y “80%” y en pequeño, entre medias, la leyenda “de hasta” no solo ya no funcionan, sino que acaban haciendo que los clientes se enfaden o se desencanten cuando en el interior encuentran tan solo un par de productos con esos descuentos mientras que la mayoría tienen tan solo un 20 %, por ejemplo.

Por eso, hay que buscar reclamos mucho más originales y los vinilos pueden ayudar a ello. Si bien nada puede sustituir a la leyenda de “Rebajas”, esta puede acompañarse por otro tipo de reclamos, como dibujos o imágenes que ilustren este tipo de ofertas. Un buen ejemplo son los dibujos estilo Pop que se han visto en muchos escaparates en las últimas temporadas para anunciar grandes ofertas o promociones.

Expositores de cartón

En el tema de los expositores de cartón la venta es mucho más directa. Es el momento en el que el clientes ya ha entrado en el comercio y va a adquirir un producto u otro. Por tanto, el precio y el descuento son fundamentales para convencer al comprador.

stands de carton feria

El precio habitual tachado y el nuevo precio de rebajas al lado es un fantástico reclamo siempre que sea una información totalmente veraz. Es algo que el cliente puede ver al momento y que, por tanto, suele ser más efectivo que dejar el viejo precio y poner “descuento del 20% sobre P.V.P al pasar por caja”. Aunque el descuento sea el mismo, el cliente no estará viendo el precio final, sino el original y eso le va a influir directamente.

Muy diferente es cuando al precio de las primeras rebajas se le aplica ese descuento adicional en las segundas, ya que el cliente ve el precio original, un descuento y además sabe que le saldrá incluso por menos cuando vaya a abonarlo en caja. En este caso, sí funcionan este tipo de etiquetados que evitan además el tener que usar nuevos expositores o crear más etiquetados.

Comienza ya a preparar la campaña de las rebajas
¿Te ha sido útil?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *