Factores clave que no debes olvidar cuando planifiques tus escaparates

Todos sabemos que un negocio supone mucho más esfuerzo de lo que puede parecer a simple vista.

Controlar el stock, estrategias de marketing, administración, orden y limpieza del establecimiento…

Tal cantidad de tareas puede hacer que prestemos menos atención a uno de los aspectos claves para tu negocio: Tu escaparate.

¿Cuándo pasas por un escaparate vacío no te causa cierta desesperanza?

O peor, ¿Qué opinas de una tienda con un escaparate caótico que todavía conserva las luces de navidad de hace 4 meses?

A la hora de planificar un escaparate no lo hagas de manera inconsciente.

Siéntate, analiza y sigue los consejos que te ofrecemos a continuación.

Elige tu libreta mágica

Coge un calendario o una libreta que uses únicamente para anotar cosas relativas a tu escaparate.

Si eres más de apps, genial. Son totalmente válidas todas aquellas apps tipo bloc de notas, que te permitan tener un control e ir anotando aquellas fechas más importantes o ideas que te  vayan surgiendo. 

Y por supuesto, todo esto te lo decimos porque aquí es donde vamos a organizar el escaparate de todas las temporadas.

Indica fechas importantes

escaparate-de-navidad

Por ejemplo: Navidades, San Valentín, La primavera, Halloween, la vuelta al cole…

Añade también las fiestas provinciales y/o locales como: las fallas, los pilares, el rocío, la feria de abril…

También puedes usar otro tipo de fiestas como las mundiales e internacionales: Día de la naturaleza, día del orgullo gay, el día contra el cáncer…

Y realmente todo lo que se te ocurra. Date cuenta de que cuánto más varias, más vas a conectar con el público.

Elige el día de puesta en blanco

Marca en tu calendario el día que vayas a instalar este escaparate. Elige la fecha e incluso la hora en la que lo harás.

¿Cuándo montarlos?

Se recomienda empezar a montarlos al menos 14 días antes. De esta manera tendrás tiempo para conseguir ventas.

Por ejemplo puedes montar tu escaparate de Halloween a mediados de octubre, el de San Valentín a principios de febrero y el de navidad puedes montarlo incluso antes. A principios de diciembre o finales de noviembre.

Es precisamente el escaparate de Navidad uno de los que vas a tener que mimar con más esmero. Esto es debido a que este escaparate enmarca varias fiestas como nochebuena, el día de navidad, nochevieja, año nuevo y reyes.

Siempre puedes realizar pequeños cambios para aludir al día que se acerque. Por ejemplo, colocando confeti y gorritos de fiesta antes de año nuevo o motivos con los Reyes Magos antes del 6 de enero.

Si se te juntan varias festividades el mismo día o semana, elige la que más afluencia de público tenga. Aun así, no elimines esta información de tu libreta mágica, puede servirte para tener ideas el próximo año.

Materiales

Tan importante es fijar los días en los que previsiblemente pondrás tu nuevo escaparate como saber de antemano que tipo de materiales vas a necesitar para hacerlo.

No es necesario que gastes mucho dinero.

En Internet podrás encontrar ideas de escaparates que puedes crear con un presupuesto bajo y unos resultados realmente espectaculares. Y por supuesto combinarlos con expositores que combinen con la temática que estás tratando. 

Aquí entra de lleno tu imaginación, tu astucia y tus dotes artísticas.

Además, muchos de los materiales que uses en un determinado escaparate podrás usarlos otros años o incluso en otro tipo de escaparate.

El desmontaje

Es relevante que elijas también el día que vas a desmontar tu escaparate.

No dejes que pasen muchos días desde que haya acabado la campaña, pues puedes dar imagen de negocio descuidado y que no está al día de cada temporada.

 Puede dar cierto aire de dejadez, ya que es como si los encargados de decorar las calles para Navidad, no retiraran toda la decoración y luces al acabar las fiestas. ¿Qué pensarías? 

escaparate-de-tienda-con.escalera-de-metal

Meses sin fiestas

Hay meses que apenas tienen festividades como puede ser agosto o marzo. En estos meses no dejes tu escaparate vacío.

Identifica los colores y detalles característicos de tu marca y aprovecha para poner ofertas y promociones que alienten al cliente a entrar. Y sobre todo, apóyate en los expositores y displays que tengas en ese momento de tus marcas de confianza. 

Por ejemplo, para una tienda de complementos puedes elegir el mes de agosto como el mes de los pendientes. Crea un escaparate donde se muestren tus mejores pendientes de una forma original y atractiva.

Analiza a tu público

Es importante que pienses en el tipo de personas que pasan por tu escaparate. Para ello fíjate en lo que hay a tu alrededor.

Si tienes un colegio cerca tienes un punto clave para juguetes y material educativo.

Si tu tienda está ubicada en el centro de la ciudad tienes un mayor margen porque pasarán personas de cualquier barrio y algo muy valioso, turistas.

Si, por ejemplo, hay un centro de salud cerca puede promocionar productos relacionados con el bienestar.

Esto te ayudará a elegir el tipo de estrategia a usar.

Y si todavía te quedan dudas nada mejor que darte una vuelta por los escaparates de grandes centros comerciales. Este tipo de locales cuentan con profesionales que saben muy bien como colocar un escaparate para que no quede indiferente a las miradas de los viandantes.

No es cuestión de que lo copes, sino que tomes ideas en cuanto a estructura, colores y detalles… 

No importa que el comienzo de año quede lejos. Nunca es tarde para organizar tu escaparate y darte un giro de 360º a la imagen de tu local, y también a tus ventas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.