Información al alcance de la mano

Para que un expositor sea realmente efectivo y ofrezca bien la información debe de estar situado en el lugar adecuado. Un buen ejemplo lo tenemos en los expositores situados en la cola del supermercado en los que se colocan todo tipo de antojos y cosas que la gente suele olvidar fácilmente a no ser que vaya específicamente a por ellas, como pilas, maquinillas de afeitar o tiritas.

Pero no es el único ejemplo en el que podemos ver lo fácil que resulta aprovechar una cola para realizar promociones. En los bancos son expertos en este tipo de propagandas. En aquellas oficinas en las que todavía no se da número para la espera es habitual ver diferentes expositores con folletos situados de modo que los clientes, mientras esperan la cola, puedan ojearlos.

información

Saben bien que un cliente aburrido es más propenso a pasar el rato leyendo algo y aunque hoy es muy habitual que todo el mundo se entretenga con el teléfono, la tentación de un folleto sigue estando ahí y son muchos los que toman una hoja y la leen aunque vuelvan a ponerla en su sitio una vez hecho.

Con esto se consiguen dos objetivos: por un lado, la información llega a muchos clientes que quizás puedan estar interesados en el producto que se está anunciando. Por otro, al tener el expositor al lado tanto rato, si no interesa la información suele devolverse el folleto, con lo que puede ser visto por otros clientes y se reducen los costes de propaganda.

Oficinas en las que se espera turno numerado

Cuando se espera un turno numerado la gente no hace forma de cola, por el contrario suele situarse sentados en los asientos que se colocan para ese fin o pegados a las paredes de las oficinas. Los expertos en publicidad lo saben y por eso colocan los expositores con información junto a las paredes libres.

De este modo se consigue lo mismo que en la cola, el cliente se informa y deja de nuevo el folleto en su lugar cuando ya tiene la información que buscaba o a la que ha accedido de manera accidental.

Este método de promocionar los productos propios que hemos visto que se utilizan en un banco es también utilizado normalmente en las administraciones públicas y en oficinas públicas como Correos, donde además se publicitan también productos bancarios y seguros.

Folletos con información en ferias y exposiciones

La entrega de folletos en ferias y exposiciones puede realizarse de varias maneras, pero cuando se hace mediante dispensadores de folletos lo habitual es que se coloquen junto al stand de la empresa. Hay varias técnicas, que no son incompatibles y muchas veces se utilizan varias de ellas:

Se coloca el expositor con los folletos en el mostrador. Este es un buen método para que el cliente se acerque a cogerlo y se pueda entablar una pequeña conversación o llamar la atención sobre algo en especial que se quiere que se vea. Incluso ofrecerle algún regalo promocional para poder comenzar a hablar.

15509_hefame_expo_solar-600x600

Este método tiene la ventaja de que permite comenzar a hablar con el cliente sin abordarlo de una manera demasiado fría, pero precisamente porque el cliente sabe que esto puede ocurrir, ciertas personas pueden alejarse del expositor. Especialmente aquellos que prefieren informarse primero y preguntar después y no les gusta que nadie intente venderles nada si no han preguntado.

Para esto, suele colocarse un expositor de pie justo al lado del stand, llamando la atención sobre el mismo pero suficientemente alejado como para poder coger un folleto sin sentir que pueden abordarte. De este modo, los clientes más tímidos podrán recibir la información y preguntarán por ella solo si necesitan saber algo más.

También se puede colocar un expositor justo a la entrada de la exposición o feria. En este caso, suele estar al lado de los expositores del resto de empresas que acuden. El cliente o potencial cliente puede de este modo ver toda la información de las empresas que están presentes en la feria e incluso acudir directamente a aquellos stands que realmente le interesan.

Reclamos divertidos o muy originales

Algunos expositores para folletos y promociones tienen formas divertidas y muy originales que llaman la atención del cliente o del visitante. Por ejemplo, las representaciones de personas famosas a tamaño natural. Suelen estar realizadas en cartón y a veces pueden llevar incluso incorporado un sensor de voz para que hablan cuando sienten a alguien cerca, invitándoles a conocer la información que están ofreciendo.

información

En algunos casos, como en el de la foto, las representaciones de cartón pueden estar tan bien hechas que enamoren, ya que la muchacha de la imagen realizó una ceremonia de boda con su actor favorito de esta guisa.

boda

Este tipo de cartones de gran tamaño llaman mucho la atención y son muchas las personas que se acercan a sacarse unas fotos junto con su personaje favorito. O bien como parte de este retrato gigante o bien justo al lado, se pueden encontrar folletos informativos de la marca que están patrocinando en los que el cliente encontrará toda la información que le invita a adquirir un determinado producto.

Información al alcance de la mano
¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *