Simulaciones en 3D para tus expositores de cartón

Las simulaciones en 3D son una parte muy importante dentro de un proyecto de creación de un expositor de cartón ya que es cuando se va a ver realmente cuál va a ser el resultado del expositor que se está creando.

En el proyecto de creación de un expositor de cartón entran en juego varios factores. Por ejemplo, en algunos casos son los clientes los que traen un proyecto ya dibujado o nos traen imágenes de otros expositores para que veamos qué es lo que quieren de una forma aproximada.

simulación en 3d

Ellos nos explican el dibujo que han hecho o nos comentan lo que les gusta de cada expositor que traen en las fotografías para que nos resulte más fácil llevar a cabo una creación. A partir de ahí toca ponerse a trabajar en la elaboración de un proyecto que debe de ser personal y único, respetando todo lo que el cliente ha indicado que desea.

Pero en otros casos, el cliente viene sin tener una idea clara de qué es lo que le gusta para su producto. No importa, o bien podemos sentarnos con él y mostrarle ejemplos de trabajos ya deseados para que nos indique qué le gusta y qué no o bien, en algunos casos, nos dan total libertad de creación para el expositor.

Cuando contamos con total libertad el objetivo es intentar crear un expositor con el cual el producto se pueda identificar claramente y que además sea útil para lo que se quiere vender. Por ejemplo, si se trata de un perfume puede ser un expositor que permita tener allí las cajas para la venta y también un probador para que el cliente sepa como huele. Incluso puede contar con una pestaña para meter las tiras de papel en las cuales se pruebe el perfume.

Simulaciones en 3D, el primer paso

Nuestros expertos en diseño de expositores trabajarán hasta conseguir un expositor con el que se sientan satisfechos y que crean que reúne todos los requisitos exigidos por el cliente y también todos los que exige el producto. Incluso puede ser que sea necesario un expositor que respete la imagen de marca.

Cuando se tiene el expositor adecuado llega la hora de realizar simulaciones en 3D. Este tipo de simulaciones permite ver el expositor tal cuál va a ser una vez fabricado, en una animación que permite visionarlo desde cualquier ángulo y conseguir el mismo efecto que si lo tuviésemos delante.

Llega entonces el momento de mostrárselo al cliente y que este diga si le gusta o si quiere introducir cambios. Es normal querer cambiar algunos detalles para que se adapte al cien por cien a lo que quiere la empresa dueña del producto y, una vez que se ha explicado todo lo que se quiere es el momento de avanzar en la fabricación del producto.

Y tras la simulación en 3D llega el prototipo

Es tras la simulación en 3D que llega el momento de elaborar un prototipo, para que se pueda ver físicamente. Para algunos clientes esto es muy importante, sobre todo para aquellos que no están tan acostumbrados a la simulación en 3D y les cuesta ver algunos detalles, especialmente los referidos al tamaño.

Con el expositor ya en las manos llega el momento de dar el visto bueno. Generalmente, los proyectos son aprobados sin problema ya que tras el primer paso y el pulido de detalles todo está hablado y acordado. Lo normal es que el prototipo cumpla con todos los requisitos y se dé la orden de continuar con el proyecto y seguir adelante.

Es entonces cuando se pasa a fabricar los expositores en el número indicado por el cliente. La fabricación es un proceso bastante rápido tras el cual se le envían para que pueda comenzar con la campaña lo antes posible.

Aunque con todos los pasos aquí indicados la fabricación de un expositor pueda parecer un proyecto largo y complejo lo cierto es que no es así. A no ser que surja algún problema, como cambios de última hora, lo habitual es que el desde el principio hasta el final no transcurran más que unas pocas semanas, consiguiéndose un proyecto altamente profesional y unos resultados que se adaptan al cien por cien a lo solicitado.

En nuestra sección de trabajos realizados es posible ver una selección de expositores realizados. Se podrá comprobar la gran variedad que existe de tamaños, formas e incluso las distintas combinaciones de materiales.

Y es que aunque destacan los expositores de cartón cien por cien, también se realizan trabajos en los que el cartón se mezcla con otros materiales como el metacrilato, o el metal para conseguir trabajos que se adaptan mucho mejor a los productos que se quieren vender y que le dan una mayor resistencia al expositor.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *