El uso de metal en los expositores

Al igual que ocurre con el metacrilato, algunos expositores necesitan metal en su composición. Habitualmente, los expositores solo contienen metal combinado con cartón pero hay algunos tipos, como vamos a ver más adelante, que precisan de metal como único material en la composición del expositor.

Evidentemente, la fabricación de un expositor de metal es más cara que uno de cartón, por lo que para que resulte rentable se tiene que programar con un uso a medio o a largo plazo. Este tipo de expositores son los más minoritarios y en muchos casos el uso de metal se está sustituyendo por metacrilato, también resistente y algo más económico a la par que más fácil de reciclar.

El tipo de metales utilizados también han variado con el paso de los años y se ha pasado del hierro pintado que podíamos ver hace unas décadas y que se oxidaba rápidamente dejando los expositores dañados y feos, al uso de otros metales como el acero inoxidable, muy resistente, o el aluminio que también es muy resistente y además resulta muy ligero. Para los ganchos de los expositores más pequeños se acostumbran a utilizar aleaciones económicas y resistentes adaptadas al tipo de producto que van a tener que soportar.

El sistema de perchas

Los ganchos de metal, también conocidos como sistema de perchas, son muy utilizados en todo tipo de establecimientos porque permiten exponer un gran número de artículos y dejar que cada cliente coja los que desea de una forma muy cómoda, sencilla y ordenada.

Es frecuente verlos, por ejemplo, en un expositor de ferretería en el que vemos cajitas de tornillos de diferentes medidas. En cada gancho o percha encontramos una medida diferente y tenemos a la vista todas las medidas disponibles en cada marca. Así, al acudir al expositor de una marca concreta podemos ver rápidamente todo lo que nos ofrece, escoger qué es lo que queremos comprar y cogerlo.

Como además el cliente puede ver toda la información que necesita de un solo vistazo es fácil mantener el expositor ordenado ya que no suelen cambiarse de sitio objetos y si esto ocurre es fácil verlos o ordenarlos de nuevo para que todos los clientes encuentren los expositores impecables.

Reponer el producto en este tipo de expositores es muy sencillo. De un solo vistazo se ve en qué perchas o ganchos es preciso colocar más productos, lo que también facilita saber rápidamente qué es lo que tiene más demanda entre los clientes.

Expositores que no se oxidan

Los expositores para exterior en los que se exhiben gafas protegidas o tan solo algunas postales son importantes en ciertos sectores de comercio, sobre todo en zonas de mucho tráfico de turistas. Estos expositores metálicos modernos son mucho más efectivos que los que había antes ya que no se oxidan. En algunos casos porque están fabricados en materiales que no se corroen y en otros porque están protegidos por fundas de plástico que además de evitar el óxido ayudan a que los expositores tengan un aspecto mucho más atractivo.

Los expositores de metal también pueden encontrarse en interior cuando se trata de expositores permanentes pensados para reponer muchas veces los artículos que contienen. Con frecuencia, son parte del mobiliario de la tienda aunque también pueden ser proporcionados por la marca, como es el caso de las estanterías expositor metálicas que contienen luego otros expositores de cartón.

Los expositores de metal se encuentran en todo tipo de establecimientos. En las tiendas de alimentación podemos verlos, por ejemplo, soportando las cajas de las galletas y dulces a granel. En las tiendas de bricolaje son muy comunes tanto en sus variedades con ganchos como en su forma de estantería para soportar todo tipo de productos. También los encontramos en las tiendas de juguetes para sujetar las cajas de cartón de las marcas de juegos de montaje por piezas y un largo etcétera.

Metal combinado con cartón o metacrilato

Una de las combinaciones más habituales es la del metal y el cartón. Encontramos así expositores realizados en cartón en su mayor parte pero que tienen perchas de metal para sujetar los productos, reforzando así la zona que va a soportar algo más de peso y, sobre todo, mucho más roce al poner y quitar objetos de manera continuada.

Este tipo de expositores son los más frecuentes hoy en día conteniendo metal, aunque como hemos comentado se van sustituyendo poco a poco por los de cartón combinado con metacrilato, más ecológicos y estéticamente prácticamente idénticos.

Encontramos en alguna ocasión expositores de metal combinado con metacrilato. El expositor es de metacrilato pero tiene ganchos o perchas metálicas. Esto son cada vez más raros, aunque los mencionamos porque pueden verse y son una alternativa. Pero lo habitual hoy es que si se utiliza el metacrilato para un expositor, sea para el expositor al completo.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *