Expositores de cartón, ahora más importantes que nunca

Los primeros estudios sobre el coronavirus hablaban de que su permanencia sobre el cartón era de tan solo 24 horas. Es decir, de un día para otro, los virus no podían continuar vivos en este material. Pero los últimos estudios, más avanzados y por tanto más fiables, nos dicen que la permanencia del virus sobre este material podría ser de tan solo 8 horas (ver informe publicado por Ministerio de Sanidad) frente a las 72 que puede permanecer en el plástico.

stands de carton feria

Los expositores de cartón serían, por tanto, seguros para los clientes ya que aunque no puedan lavarse, desde que se cierra el comercio hasta el día siguiente habría pasado el tiempo suficiente para que el virus dejara de estar activo. Esto, unido a la higiene de la tienda, haría que comprar algo en expositores de cartón sea lo más seguro para los clientes.

Esta seguridad sería mayor todavía si al uso de los expositores de cartón se une también un envoltorio de cartón para el producto, que garantiza su protección y lo hace mucho más seguro para el consumidor. Pero veamos a continuación el uso que se puede hacer de los diferentes expositores de cartón.

Expositores de un solo uso

Los expositores de un solo uso son perfectos para los tiempos del coronavirus. Se usan como caja de transporte y viene protegida por un plástico en la mayor parte de los casos. Cuando se coloca en la estantería se abre y una vez que se ha cogido todo lo que hay en el interior se tira, colocando una nueva.

De esta manera se evita que la caja pase de mano en mano, los productos solo están un tiempo prudencial expuestos a la venta, ya que el número de unidades de estas cajas no suele ser muy grande y se evitan los riesgos.

De cada vez que se quite una caja y se coloque la siguiente se puede aprovechar para limpiar el espacio que ocupa la caja y desinfectar la estantería, por lo que todo estará mucho más limpio y se tendrán las máximas garantías para clientes y también para las personas que trabajan en el establecimiento.

Si a esto se une la exigencia de que el cliente se desinfecte las manos antes de entrar en la tienda e incluso de que pueda hacerlo varias veces mientras realiza sus compras, el riesgo de contagio será el mínimo.

Expositores de cartón rellenables

Algunos productos necesitan de expositores más fuertes que los desechables y es necesario recurrir a los rellenables. Pero estos también pueden tener las máximas garantías ya que el material interior del expositor puede limpiarse antes de ser reutilizado.

Es importante elegir modelos de expositor que permitan esta limpieza y desinfección de una manera rápida. Así, podrá llevarse a cabo tantas veces como sea necesario a lo largo del día, manteniendo siempre las mejores medidas higiénicas en el establecimiento.

El uso de guantes y geles desinfectantes ya hace que el riesgo de contagio sea menor, pero si se añade a eso un protocolo de desinfección del expositor cada vez que se rellena, se conseguirá una buena seguridad.

Hay que tener en cuenta que los expositores rellenables son más fuertes que los de un solo uso y por eso soportan bien el paso de un paño con producto desinfectante tanto por el interior como por el exterior. No obstante, puede ser recomendable renovar este tipo de expositores con más frecuencia que antes, ya que esta limpieza acabará desgastándolos con una mayor prontitud.

Expositores de cartón tótem

En muchos comercios pequeños se encuentran con un problema muy serio debido al coronavirus. Deben de reforzar la limpieza de las instalaciones para garantizar que todo está perfecto para sus clientes, pero eso implica muchas más horas de trabajo de las normales. No se trata solo de quitar el polvo o de fregar los suelos, sino de asegurarse de que todo está correctamente desinfectado: pomos, manillas, interruptores, botones, puertas de probadores etc.

Una manera de aliviar este trabajo es potenciando el uso de tótems y estanterías de cartón para la exposición de los productos. Este tipo de expositores no van a conservar el virus durante muchas horas, por lo que no hay que someterlos al mismo tipo de limpieza que otros materiales que pueden llegar a resultar foco de contagio durante días. Por eso, una limpieza normal es suficiente para mantener la tienda segura.

Estos muebles de cartón pueden ser igual de decorativos que otros tipos de estanterías, pero lograrán que la limpieza sea mucho más rápida y que, aunque sean los mismos clientes los que se sirvan de los estantes, al día siguiente estén limpios y seguros sin tener que redoblar esfuerzo. Así, es posible centrarse en otros elementos del comercio que necesitan de una mayor atención.

¿Te ha sido útil?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *