Expositores impactantes para campañas breves

¿Estás pensando en llevar a cabo campañas breves para tus productos? Nos referimos a campañas puntuales de muy corta duración, por ejemplo las que se llevan a cabo al final del verano para vender las últimas unidades de productos estacionales para evitar tener que guardarlos durante todo el invierno o que se estropeen en el caso de que estemos hablando de objetos perecederos.

rebajas

Una venta de saldo puede ser preferible a no vender algo y por eso a final de verano muchos llevan a cabo campañas breves para poner a cero sus stocks de productos veraniegos. Pero, ¿cómo son los expositores ideales para estas campañas? ¿Deben de tener alguna cualidad determinada o pueden ser los mismos que para otras campañas?

La verdad es que ciertos detalles deberían de cambiar, ya que se trata de conseguir vender mucho en poco tiempo y de no gastar demasiado en una campaña que va a durar tan poco tiempo que no merece una gran inversión en materiales que, en cuestión de un par de semanas, serán retirados de todas las estanterías si no antes.

Expositores impactantes y económicos para campañas breves

Nuestro primer consejo es que si tienes expositores que te hayan sobrado de la campaña original de verano, los reutilices. Son expositores que ya no vas a usar en adelante y una simple pegatina en gran tamaño con el nuevo precio en un color impactante puede ser suficiente para llamar la atención. Si en los centros comerciales tenías expositores fijos con la promoción, asegúrate de que se colocan las pegatinas y se siguen usando estos expositores para acabar con las existencias.

Puedes centrar la promoción en el precio, o en el porcentaje del descuento. A veces, una pegatina de gran tamaño con un 50% de descuento al lado del precio original puede resultar un gran estímulo para comprar algo ya que vemos cuánto se nos está rebajando en realidad. Si en lugar de eso tapamos el precio original y ponemos el nuevo precio, corremos el riesgo de que el cliente no recuerde cuánto costaba el artículo y no sea consciente de que, en realidad, está ante una auténtica ganga.

Hay que transmitirle al cliente que es una gran oportunidad y que se lleva algo por mucho menos de lo que costaba hace solo unos días y estas pegatinas son una buena forma de hacerlo.

Expositores que destaquen la promoción

Si se trata de una promoción puntual dentro de la temporada, entonces sí es recomendable hacer unos expositores a propósito para destacarla. Los expositores tienen que estar centrados en el objetivo de la promoción, por ejemplo, la campaña vuelta al cole. Todo debe de ser diferente de lo que normalmente se utiliza para hacer campaña de ese producto y se debe, en el caso del ejemplo, orientar a la vuelta al colegio siempre con un enfoque positivo, como una época en la que se estrenan muchas cosas y hace ilusión comprar todo nuevo.

El diseño del expositor es muy importante en estos casos, la promoción es lo más importante y lo más destacable y de que esto se haga bien dependerá el éxito de toda la campaña. Por eso, un buen diseño es tan importante y contar con expertos en este tema es la diferencia entre el éxito y el fracaso en una campaña.

Expositores ecológicos para campañas breves

Algo importante en las campañas breves es que los expositores sean ecológicos al cien por cien. Y para esto, el cartón es el mejor material. Recomendamos un cartón que no tiene que ser de la mejor calidad ni estar reforzado ya que no debe de durar mucho tiempo. Cuanto más breve sea la campaña, menos hay que preocuparse por la calidad del expositor aunque siempre debe de adaptarse a las necesidades del producto.

decoracion corner

En caso de productos pequeños y de poco peso no habría necesidad siquiera de plastificar el cartón, dejándolo natural e imprimiendo directamente los dibujos de la promoción sobre el mismo. Así, resultará mucho más sencillo su reciclaje y más económica su fabricación.

Buscar un expositor barato no quiere decir que tenga que ser de mala calidad desde el punto de vista de una campaña promocional. El diseño es importante y en esto no habría que regatear ya que va a ser lo que capte la atención del cliente y, por tanto, lo que haga que la campaña sea todo un éxito o se quede en un sonoro fracaso en cuyo caso, no importa cuanto se haya ahorrado, habrá sido un expositor caro.

Pero invertir de más en los materiales puede hacer que las ganancias de la campaña se vean muy reducidas sin justificación. Un expositor para campañas breves no necesita, en absoluto, de la fortaleza ni de la resistencia de un expositor pensado para aguantar mucho más tiempo en una tienda o sobre un mostrador.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *