Expositores para campañas de vuelta al cole

Estamos de nuevo ante la vuelta al cole y ya vemos en todos los centros comerciales los expositores para campañas de vuelta al cole. En algunos casos, ya los han puesto en agosto y es que, como sucede con las Navidades, cada vez vivimos más hacia adelante y no hemos acabado todavía la campaña de verano pero ya se está superponiendo la de la vuelta al colegio.

expositores

Esta vuelta al cole se hace con más ilusión si cabe ya que los niños tuvieron que abandonar precipitadamente las aulas en marzo. Pensaban que se iban a casa un par de semanas, pero no regresaron en todo el curso.

Y aunque para muchos la ilusión de estar en casa fue grande al principio, según fue pasando el tiempo comenzaron a descubrir que eso de estar sin ir a clase no era tan divertido, porque faltaban los amigos y las rutinas divertidas a las que estaban acostumbrados.

Por fin, parece que se vuelve a las aulas, con más normas y con diferentes rutinas pero con más ilusión que nunca. Y, con la vuelta al cole, llegan también los expositores para campañas de vuelta al cole.

Expositores clásicos para libretas y material escolar

Las libretas y material escolar son imprescindibles en la vuelta al cole. Todas las marcas luchan por competir en las compras de principios de curso, que suelen ser las más importantes ya que muchos padres compran la mayor parte del material en estas fechas.

Hay que hacer especial hincapié en aquellos productos que se compran con mucha más frecuencia a principios de curso, por ejemplo los estuches, las carteras o los forros para libros ya que una vez que el niño tiene todo su material no suelen realizarse compras a mayores durante el curso.

El grueso de las ventas se va a realizar durante este momento, por lo que es inteligente invertir en expositores muy llamativos y poner toda la carne en el asador con las mejores ofertas posibles para conseguir el mayor cupo de mercado.

Las libretas, bolígrafos o pinturas sí se compran durante todo el año, pero es en este momento en el que se venden en mayor cantidad, ya que todos los niños parten de cero y estrenan materiales nuevos al comenzar a ir a clase.

Los expositores que se encarguen para estos materiales que tienen una venta más continuada pueden aprovecharse durante todo el curso, por lo que pueden realizarse con materiales duraderos que permitan que sean permanentes durante toda la temporada.

Expositores totem para todo el material de una marca

Una buena opción para una marca determinada es un expositor totem en el que puedan colocar todo el material escolar. Así, el comprador se encontrará todo lo que necesita en un mismo punto y es mucho más fácil que acabe comprando si no todo, al menos más de una cosa de la misma marca.

Aunque el expositor totem supone una pequeña inversión, no solo por lo que supone comprar el expositor sino también por lograr colocarlo en una buena localización dentro del establecimiento, los rendimientos compensan mucho lo invertido.

Como hemos dicho, para muchas marcas el grueso de las ventas se realiza en el mes se septiembre y a principios de octubre y por eso hay que poner toda la carne en el asador para conseguir competir con ventaja con el resto de las marcas.

Los diseños de los expositores deben de ser llamativos y atraer a un público joven, por ejemplo con el reclamo de algún famoso que puedan admirar. En estos momentos, una gran inversión es llevar a cabo una campaña promocional con un YouTuber, ya que son personajes muy seguidos por los jóvenes.

Nuevos expositores para nuevas necesidades

Y este nuevo curso no va a ser como otros, al menos no en sus comienzos. Y tampoco va a ser igual que otros años la lista del material que los niños necesitan para sus clases. Por eso, hay que reciclarse y además de ofrecer los típicos estuches hay que ofrecer expositores llamativos con productos tan solicitados como el portamascarillas, que en muchos centros es obligatorio o el dispensador individual de gel.

Estos artículos no se pueden reciclar de otros años ni se pueden heredar de los hermanos, por lo que todos los estudiantes van a adquirirlos por primera vez. Ser capaces de realizar una oferta atractiva que haga que los estudiantes quieran adquirir los ofrecidos por la marca puede ser un reclamo genial para que, de paso, compren también otros artículos.

Al tratarse de artículos de muy bajo precio, también pueden funcionar como regalo promocional al adquirir algún lote de otros productos. Llamados por este regalo, puede aumentarse la venta de libretas o de bolígrafos para conseguirlos.

Estas son nuestras sugerencias sobre la vuelta al cole porque aunque hay cosas que cambian, otras permanecen inalterables y la ilusión de los niños por estrenar libretas y materiales es una de esas cosas que permanecen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *