¿Hacer marketing vertical u horizontal para tus expositores?

¿Con ganas de darle un “empujón” a tu empresa? Si es así, te vamos a enseñar dos conceptos con los que darle un impulso a tu negocio y aumentar el volumen de ventas o clientes.

Dentro del mundo del marketing (un mundo que daría para hablar cientos de post), existen dos tipos de estrategias que puedes usar para que tu negocio crezca…

El marketing vertical y el marketing horizontal

Este tipo de estrategias se centra en hacer que un negocio tenga la capacidad de crecer de manera exponencial. Sin embargo, es importante darse cuenta de un factor determinante: si solo vendes un producto es bastante difícil que el beneficio se dispare. Esto es debido a que para que eso ocurra necesitas muchísimos clientes, ya que se supone que no van a ir por ese producto todos los días.

El principal problema de esto es que ofreciendo estos productos (sobre todo en negocios físicos), vas a tener que invertir dinero, tiempo y energía. Y aquí es donde cobran sentido estas dos estrategias.

El marketing vertical

pirámide de marketing vertical

El marketing vertical es aquel que usa un mismo producto para crear varias ventas. Es decir, con alguna que otra modificación, sirve para diferentes clientes. Con ello, no únicamente ahorramos dinero, sino también tiempo y energía.

Por ejemplo, si vas a sacar al mercado una oferta de perfumes, elige un expositor de cartón que puedas reutilizar para otras campañas. ¿Cómo? Simple: elige los colores de tu marca y no pongas ningún tipo de mensaje o logo. Esto hará que te sirva para múltiples ocasiones.

Con este simple gesto vas a poder tener un único expositor para cientos de productos o campañas. Si aprenden a identificar ese mismo expositor con una oferta “golosa” ya sabrá instintivamente que cuando este expositor está en los pasillos hay una oferta para él.

Marketing horizontal

pirámide de marketing horizontal

En este tipo de marketing se supone que tienes varios públicos en concreto y se crean productos diferentes, pero relacionados con el mismo tema. Es decir, el caso opuesto al ejemplo anterior. Mismo público, diferentes productos o servicios.

También es posible llamar marketing horizontal al hecho de que dos o más empresas tienen un mismo cliente objetivo y se unen para ganar más clientes de manera independiente. Un claro ejemplo es Apple y Starbucks. Dos empresas totalmente diferentes que, sin embargo, tenían un público común: gente joven, emprendedora y trabajadora.

¿Cómo se podría aplicar este tipo de estrategias al sector de la publicidad? Fácil: con expositores, tótems o displays.

La idea es que tú, como negocio independiente, te fijes en otro tipo de empresa en la que coincidáis con una clientela o público.

Mediante diferentes anuncios publicitarios podéis, por ejemplo, ofrecer un determinado descuento en ese local. El propietario del otro negocio hará lo mismo.

¿Y qué ganas tú? Atraer clientes de un negocio que vende un producto diferente al tuyo pero que puede interesarse también por el producto que vendes tú.

Diferencias entre marketing vertical y horizontal

En una estrategia de marketing horizontal el público es más amplio y por lo general las empresas que se alían pertenecen a sectores diferentes. Es decir, venden u ofrecen servicios diferentes, pero tienen un público usual.

En una estrategia de marketing vertical, el público forma parte de un mismo sector. Es decir, se vende lo mismo, pero a diferentes tipos de personas o público.

La importancia del buyer persona

Todo esto nos hace llegar a un punto concreto y estratégico, en el que mejorará tu imagen de marca y te ayudará a mejorar la rentabilidad de y tu negocio: encontrar el buyer persona.

Sabiendo quién es tu buyer persona sabrás quien es tu cliente ideal. De esta manera, no solo podrás elegir, por ejemplo, expositores o publicidad asociada a ese público en general. También podrás aliarte con empresas que busquen lo mismo que tú.

 

Si quieres llevar tu negocio más allá solo te queda una cosa: definir cuál es tu cliente ideal y empezar a pensar en qué tipo de estrategia de marketing es mejor para ti.

¿Tienes alguna idea? ¿Sabes el tipo de expositor que mejor encaja con el proyecto que tienes en mente?

¡Cuéntanos! No solo te ayudaremos, sino que nos esforzamos porque esa proyección se convierta en una realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.