Halloween y las campañas de dulces

Estamos en octubre y es el mes de Halloween. Aunque a muchos les cueste admitirlo, esta fiesta ha calado en los más jóvenes y se celebra al más puro estilo americano a pesar de que su origen es europeo, concretamente celta. Fueron los descendientes de irlandeses los que llevaron Halloween a los EEUU pero el cine ha hecho que todos la percibamos como algo puramente estadounidense.

Sea como fuere, el “truco o trato” es algo que ya todos los niños de España conocen y por eso, llegado este mes, podemos ver como los escaparates de todos los comercios se llenan de brujas, vampiros y de otras referencias al mundo de los muertos y de los sobrenatural.

Muchos fabricantes han comenzado a ver el negocio que se esconde tras esta fiesta y se han puesto las pilas para ofrecer a sus clientes lo que están demandando: productos relacionados con esta fiesta. Calabazas, caramelos y disfraces se han convertido en los super ventas de octubre, pero hay otras formas que vamos a ver de obtener rendimiento económico aunque no se venda nada de esto.

Terroríficos expositores

Por supuesto, el primer paso para tener un producto en campaña de Halloween es hacerse con expositores, cuanto más terroríficos mejor, que atraigan a los compradores que se acercan a buscar artículos para esta fiesta. Hay que tener en cuenta que estarán buscando cosas relacionadas con Halloween y que sus miradas tratarán de encontrar las típicas calabazas o los monstruos más conocidos.

Por eso es muy importante señalar nuestros productos como propios de la festividad de Halloween, con expositores que hagan referencia a la celebración y que resulten muy fáciles de identificar para quienes buscan estos artículos típicos. Una forma inteligente de aumentar ventas y de conseguir atraer miradas.

Si estás pensando en invertir en totems para una campaña fuerte y tus productos pueden entrar en la categoría de típicos de Halloween es el momento de hacerlo. Los dulces típicos con decoraciones específicas de la fiesta aumentan sus ventas durante este mes y consiguen grandes ganancias.

Por supuesto, los dulces más tradicionales típicos del día de Todos los Santos como los huesos de santo también deben de promocionarse, pero de una manera diferente y con campañas más específicas que hagan referencia a la tradición y a las cosas propias de nuestra cultura.

Productos especiales con regalos

Ya hace años que los fabricantes se han dado cuenta de que Halloween vende y más cuando el producto que se pone a la venta se decora especialmente para la ocasión, sea con expositores típicos o con una combinación de expositores y envoltorios. Es el caso de los paquetes de dulces infantiles que en esta época del año cambian la decoración de sus bolsas para que resulten más apropiadas para la época.

Algunos de estos dulces incluso se venden en cajas especialmente pensadas para la ocasión y que son a la vez un regalo extra para el comprador, como cajas en forma de calabaza, esqueleto o monstruo, llenas de caramelos y que una vez vacías son una bonita decoración para el hogar en la llamada noche de los muertos.

Estas ediciones especiales en ocasiones se repiten año tras año. La venta se limita al mes de octubre y de esta forma se convierten en un producto ya esperado y que se comienza a buscar en los expositores nada más comenzar octubre siendo algo así como una pequeña tradición.

En otros casos, lo que se hace es quitar promociones diferentes cada año para sorprender, convirtiendo las cajas o el merchandising propio de la fiesta en un objeto de colección.

Promociones en otros productos

No solo se pueden promocionar dulces por Halloween, hay otros productos que también son claves en estas fechas como son todos los relacionados con disfraces terroríficos y maquillajes para caracterizaciones. Este tipo de artículos que estaban reservados exclusivamente para carnaval ahora pueden adquirirse también para esta fiesta, consiguiendo un mayor número de ventas.

También encontramos promociones en artículos decorativos. Muchas personas han comenzado a celebrar fiestas de Halloween en casa, por lo que las calabazas decoradas son un elemento imprescindible en casa. Pero no solo las reales, sino que también se compran calabazas de diferentes materiales que se pueden guardar de un día para otro y que suponen no solo una decoración de esta fiesta, sino incluso para todo el otoño, caso de los centros de mesa con pequeñas calabazas en tonos metalizados.

Pero no solo los productos directamente relacionados con Halloween se benefician de este fecha. Muchos aprovechan el tirón de esta fiesta, cada vez más asentada en nuestro país, para sacar promociones relacionadas. Especialmente aquellas que ofrecen regalos promocionales relacionados con la fecha, como complementos para disfraces y productos de decoración para el hogar tales como guirnaldas, esqueletos o cualquier otra cosa espeluznante.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *