La organización de tu local comercial

Si estás pensando abrir una tienda de barrio, sea de lo que sea, pero con un sistema de autoservicio para que tus clientes puedan servirse, seguro que estás pensando cómo colocarlo todo para que puedan comprar con comodidad y, a la vez, se venda lo más posible.

decoracion corner

Seguro que has escuchado muchos trucos, como el de poner aquello que quieres vender a la altura de la vista y las marcas más conocidas un poco más abajo ya que quién las quiera las va a buscar siempre. Pero estos no son los únicos trucos que puedes utilizar.

No hay que ser especialmente rebuscado ni ser un experto en marketing para saber distribuir bien el espacio, pero sí hay unos trucos que te ayudarán a que todo quede organizado con lógica y que sea una buena experiencia el comprar.

Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar

Lo primero que necesitas es tener claro el orden en tu tienda. Divídela en secciones que deben de tener lógica y que deben de estar organizadas también según una lógica. Una tienda bien ordenada y que se mantenga en orden fácilmente no solo es cómoda para el cliente, también para quienes trabajan en ella.

Es importante que la tienda no solo esté ordenada, sino también esté bien señalizada. En las tiendas de alimentación se acostumbra a poner carteles que señalizan cada sección. Pero si tu tienda es de ropa, por ejemplo, puedes utilizar los vinilos para escaparate para decorar las paredes con el indicativo del tipo de prendas que se van a encontrar en cada zona.

Así, todo el mundo encontrará lo que busca y lo harán además de una forma bonita, que quede bien en cada estilo de tienda y que encaje con la decoración y con la imagen que se busca para cada tipo de establecimiento.

Tiras de impulso para completar compras

Las tiras de impulso son una manera ideal de conseguir que el cliente no olvide ciertas compras y, a la vez, mantener el orden en la tienda. En los establecimientos de alimentación es frecuente encontrar tiras de impulso con snacks en la zona de bebidas, por ejemplo. Pero no es la única opción que tenemos.

Podemos colocar tiras de impulso con cordones de colores en la zona de calzados deportivos. Así el cliente podrá escoger si quiere llevarse cordones de repuesto en otros tonos para sus nuevas zapatillas. O tiras de impulso con tirantes de bisutería para sujetadores en la zona de ropa interior. Y así se puede jugar con diferentes ideas que ayudarán a aumentar ventas en áreas determinadas.

Al tener la tienda sus propias tiras de impulso que no son las que las marcas ofrecen, pueden colocarse los artículos que se quiera y así jugar con lo que los clientes piden conjuntamente con más frecuencia y conseguir una tienda mucho más cómoda y personalizada.

Por supuesto, no pueden faltar las tiras de impulso junto a las cajas con los típicos artículos que todos necesitamos y que con frecuencia olvidamos o con caprichos de última hora. Así, un cliente podrá llevarse desde una caja de maquinillas desechables hasta una barra de labios, un set de bolígrafos o una cinta para el pelo.

Una sección de outlet con expositores propios

En todas las tiendas hay productos que no acaban de salir y que no hay posibilidad de devolver. Muchos supermercados tienen ya su rincón outlet que algunos llaman rincón sostenible o ecológico en el que se venden artículos que están cercanos a la fecha de caducidad a un precio muy reducido.

Así, el consumidor puede llevarse algo que va a ser para consumo inmediato a muy bajo precio. Y si se hace con la comida, también se hace con la ropa y con el material de papelería etc. Solo hay que colocar expositores propios en los que se ofrezcan estos artículos a precios rebajados, incluso a un precio único cerrado que haga muy atractiva la compra.

Expositor Calentitas

Los expositores en los que hay muchos productos diferentes al mismo precio resultan atractivos y permiten revolver para encontrar la ganga favorita a la vez que se ven otras cosas y se acaban comprando, muy frecuentemente, más cosas de las esperadas.

Se acaba así con el stock de más, se evita perder la totalidad de la inversión y se atraen cliente que se enamoran de este tipo de gangas y que van a los establecimientos de manera habitual para comprar.

Expositores de mostrador

Por supuesto, no pueden faltar los expositores de mostrador para enseñar algunas novedades, artículos que no destacarían en las estanterías o aquellos que por la promoción que tienen son muy atractivos para el cliente y, además, dejan un buen margen para la tienda. Normalmente, estos artículos de mostrador que llevan a compras impulsivas, tienen muy buena salida.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *