PLV y las tendencias ecológicas

Las tendencias ecológicas también han llegado al PLV, o podríamos decirlo al revés, el PLV hace ya tiempo que marca las tendencias ecológicas que muchos otros han seguido a continuación. Y es que no podemos obviar que vivimos en un planeta cada vez más contaminado y, por tanto, que tenemos obligaciones que cumplir para evitar que, cada vez, nos encontremos con más y más residuos que no se pueden reciclar y que tardan incluso siglos en degradarse. Además de contaminar mares y tierra también son responsables de la muerte de muchos animales y repercuten directamente en la calidad de vida de las personas.

Tendencias ecológicas y cartón

El cartón y las tendencias ecológicas en PLV van de la mano. Es el material más ecológico como no nos cansamos de señalar en este blog. Es económico, ofrece una gran cantidad de posibilidades, no pesa por lo que su transporte es barato, se pliega sin ocupar espacio y, una vez que deja de ser útil, se puede depositar en el contenedor azul para que tenga una nueva vida.

El cartón es, en la mayoría de los casos, procedente de reciclados, por lo que es doblemente ecológico. Pero, además, se puede reforzar con ciertos productos para que dure mucho tiempo, por lo que no tiene que ser obligatoriamente de un solo uso.

expositores carton empack

El nuevo uso del cartón en las tendencias ecológicas

Además de los usos tradicionales del cartón para fabricar expositores, las tendencias ecológicas marcan un nuevo uso del cartón: el cartón natural. Se llevan los expositores en cartón que no está tratado porque eso hace que no se hayan utilizado tintas ni otros productos.

Aunque los expositores de cartón tintados se pueden reciclar sin problemas, estos expositores tienen la ventaja de que no solo son ecológicos, además lo parecen y por eso tienen un efecto llamada sobre aquellas personas que se preocupan de estos temas.

Además, su estética está de moda, eso es algo que no se puede discutir y su precio es más económico. Pero tienen en su contra que no son tan llamativos para el consumidor en general, por lo que pueden ser un acierto en productos con un marcado acento ecológico pero quizás no lo sean tanto en aquellos que están dirigidos al público en general.

Plásticos y tendencias ecológicas

Es imposible imaginar los expositores para PLV sin plástico. Aunque no todos los expositores necesitan de este material, lo cierto es que muchos sí lo precisan debido a su forma, al peso que tienen que soportar y a las características propias de los productos que van a exponer.

Los expositores de plástico pueden ser de muchos tipos, en algunos casos, solo llevan pequeñas piezas para sujeción pero en otros casos pueden llevar estantes y todo tipo de accesorios ¿Cómo se trabaja en estos casos para aunar las tendencias ecológicas y las necesidades de estos expositores?

Para empezar, no todos los plásticos son iguales. Los hay que son muy contaminantes y que no se degradan nunca y los hay que se pueden reciclar. Por eso, para la PLV se debe de optar siempre que sea posible por plásticos ecológicos que se degraden con rapidez o a los que se les pueda dar una segunda vida depositándolos en el contenedor amarillo.

Muchos de los metacrilatos utilizados en expositores proceden de plásticos reciclados y pueden volver a reciclarse una vez que la vida del expositor ha llegado a su fin.

En cualquier caso, es importante señalar que los expositores con metacrilato están pensados para ser reutilizados varias veces, no son nunca de un solo uso y por eso, su vida útil es mucho más larga que los expositores exclusivamente en cartón.

La reutilización y las tendencias ecológicas

Hay ocasiones en las que no es posible realizar un expositor totalmente ecológico. Es el caso de ciertos expositores que llevan piezas metálicas que son necesarias para su estabilidad. En estos casos, lo que se intenta siempre es que los expositores con piezas metálicas sean reutilizables tantas veces como sea posible.

En muchos casos, son expositores que pueden durar años, porque permiten cambiar las imágenes y los precios, siendo siempre actuales. En otros casos, son expositores de apoyo, es decir, puede haber uno de cartón anunciando la promoción concreta y el metálico en el que se exhiben los productos.

Lo importante es que no sea algo de uso ocasional o para una sola promoción, ya que no solo resultaría poco ecológico, también estaríamos hablando de un producto realmente caro, ya que no son precisamente los expositores más baratos y, por tanto, hay que amortizarlos.

Pensados para un uso a largo plazo, los expositores con piezas de metal han cambiado mucho. Hoy ya no se oxidan, gracias a los nuevos materiales, y las pinturas aguantan mucho tiempo para que se pueda ver siempre impecable y bonito.

PLV y las tendencias ecológicas
¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *