Rebajas, este año más importantes

La campaña de rebajas siempre es muy importante para todos los comercios, especialmente para los de ropa pero no únicamente para ellos. Pero este año es todavía más importante que nunca tras el parón que han tenido durante dos meses en los que no han podido realizarse ventas.

Esto ha perjudicado enormemente a la colección de primavera que no ha tenido la salida debida y también a la de verano, que se ve limitada ya que con la llegada tan pronta de las rebajas, la gente prefiere esperar para comprar su ropa. Como además muchos distribuidores también pararon su actividad durante el confinamiento e incluso lo hicieron las fábricas, se ha tenido que abrir con lo que ya estaba en las estanterías, que en muchos casos eran resto de invierno o pequeños adelantos de primavera.

Por eso, este año hay que conseguir recuperar muchas de las ventas que no se produjeron en su momento a través de las rebajas y hay que esforzarse en crear las campañas más creativas y llamativas para que la nueva realidad nos traiga a muchos clientes a la tienda y compense, al menos en gran parte, todo lo que no se ha podido vender.

Expositores de cartón llamativos y seguros

El uso de los expositores siempre es un gran reclamo para que la gente compre. Y si el cartón siempre ha sido importante ahora lo es todavía más. El cartón es uno de los materiales más seguros y en los que, según los estudios, menos tiempo vive el virus, por lo que son ideales para lugares en los que hay gente ya que de un día para otro serán seguros incluso si no se han desinfectado.

Juega con los expositores de mensajes positivos y que ofrezcan seguridad a los compradores y, sobre todo, haz que los precios sean muy atractivos y muy visibles en dichos expositores.

feria

Un escaparate muy atractivo

El escaparate puede ser ahora más que nunca un gran reclamo sobre todo si tu negocio es muy pequeño y el aforo está limitado. Si la gente debe de esperar para entrar a comprar, al menos que tenga algo interesante que ver. Por eso, renovarlo con frecuencia, usar expositores apropiados para el escaparate y jugar con las mejores ofertas a la vista, son siempre buenos consejos. Pero ahora son fundamentales.

También puede usarse el escaparate como un reclamo para incentivar compra online. Si tu comercio dispone de una Web en la que están activadas las compras poténciala dando propaganda a la misma en el escaparate de tu tienda e invitando a la gente a que no espere colas, a que no se aglomere y a que compre cómodamente desde su casa con el sistema online. Incluso puedes ofrecer precios con un descuento oficial si las prendas se adquieren por este método.

También puedes colocar en la puerta de tu establecimiento un atractivo expositor con las ofertas especiales online para que los clientes que pasan por tu tienda pero no se deciden a entrar, acaben comprando desde su casa. La clave está en que lo que ven en el escaparate y el expositor les atraiga para acercarse y coger uno de los folletos o quedarse con la dirección de la Web y entrar más tarde. Hoy, incluso pueden entrar desde la calle y hacer compras con su teléfono al momento.

Medidas de seguridad que convenzan

Incluso estando ya todos o casi todos instalados en la llamada nueva normalidad, hay que tener en cuenta que la seguridad va a ser fundamental para los clientes. Hay que hacer que se sientan cómodos y que quieran comprar. Por eso, la información es muy importante.

Muchas tiendas de ropa permiten las devoluciones pero no entrar al probador. Con esto se evita que una misma prenda pueda ser probada por varias personas el mismo día, sobre todo si el establecimiento es de autoservicio y resulta imposible comprobar quién compra la ropa que se prueba y quién la devuelve a su lugar.

Las devoluciones son tratadas con sumo cuidado, desinfectándose o manteniéndose lejos del resto de la ropa durante un tiempo prudencial para asegurarse de que no están contaminadas. Pero todos estos procesos deben de ser transparentes y la información tiene que ser clara para que los clientes se sientan seguros y a gusto. No se trata de poner muchas normas y menos de poner normas exageradas que nadie va a entender, pero si de ser transparentes en cuanto a lo que se refiere a la seguridad de los clientes.

Los geles hidroalcohólicos a disposición de los clientes, el uso de mascarillas también por parte del personal de la tienda y la normativa claramente expuesta en lugares visibles ayudará a que todo transcurra con tranquilidad y las rebajas sean una experiencia agradable en lugar de una fuente de estrés para vendedores y para clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *