Prepara ya el final de las rebajas

Aunque las rebajas no han hecho más que empezar, hay que comenzar a preparar ya el final de las rebajas. Hay cosas que se dejan ver muy pronto y a las que se les puede dar remedio incluso desde el primer momento, como productos que no acaban de arrancar y que necesitan de un expositor especial que los haga destacar. Pero también hay otras que solo en la segunda mitad de las rebajas salen a la luz. Y es que a veces puede ser complicado predecir el comportamiento de los compradores.

expositores permanentes

Se trata de conseguir vender lo más posible y, sobre todo al final, recortar si es necesario el margen de ganancias para lograr más espacio. Eso sí, siempre con balance positivo. De esta manera, se consigue tener efectivo para poder afrontar la próxima temporada con holgura y también se consigue contar con espacio en los almacenes y en la tienda para los nuevos productos que llegarán a final del verano y que la gente querrá ver.

Os ofrecemos algunos consejos que pueden funcionar para el final de la campaña de verano y que se pueden comenzar a planear ya.

Potencia con expositores esos productos que no salen como esperabas

Puede suceder que lo que prometía ser la venta más explosiva del verano no acabe de funcionar. Y nos encontremos con un stock excesivo de un producto que no ha tenido éxito. Un expositor especial para promocionarlo puede ser la solución para darle una mayor visibilidad y presentarlo ante el cliente como una oportunidad de compra. Un expositor bien situado, de gran tamaño y con un buen reclamo es justamente lo que se necesita en estos casos.

En estos casos, cuando hay un stock muy grande, puede funcionar un expositor tipo totem que se coloca en un lugar visible de la tienda y que tenga algún reclamo tipo “Oportunidad”, “Precio especial” o “Promoción” que lo haga todavía más apetecible. Seguro que muchos clientes que ni se habían fijado en el producto lo harán y acabaran comprándolo.

Esto puede ser el empujón que faltaba para que las ventas se activen y lo que no parecía tan atractivo en medio de otras opciones se convierta en una buena compra vista de esta forma individual y más llamativa. Además de conseguir aumentar ventas y por tanto recuperar dinero de caja, se logrará evitar que ese stock quede acumulado hasta la siguiente temporada ocupando un espacio necesario para la temporada otoño/ invierno.

Una última sorpresa con un cambio de expositor para escaparate

Al final de las rebajas algunos comercios parecen haber perdido totalmente el sentido de la estética. Sus escaparates están medio vacíos y cuando quitan un artículo para venderlo no reponen con otro, lo que crea una imagen muy descuidada y poco atractiva.

El vendedor recibe el mensaje de que no hay demasiado ya que comprar y que solo podrá encontrar aquello que nadie ha querido antes. Por eso, lo mejor es sorprender con un cambio de escaparate, con un expositor especial para fin de temporada de rebajas y con una gran selección de todo lo que queda en el interior de la tienda para vender.

Así, el cliente verá que vale la pena acudir a ese final de rebajas y tendrá toda la sensación de que va a poder encontrar cosas de su gusto porque hay variedad y todavía se tienen opciones para comprar. Un escaparate así de atractivo va a destacar, obligatoriamente, entre el resto de escaparates de fin de rebajas logrando atraer a muchos clientes.

¿Mucho stock? Expositores 3×2 pueden ser la solución

Si ves que has pecado de optimista y tienes demasiado stock de productos que, aun siendo económicos no dan salido como esperabas, la solución puede estar en tratar de vender más unidades a cada cliente con campañas que han demostrado que funcionan año tras año, como la tradicional compra 3 unidades, paga 2.

expositores

Los expositores 3×2 son muy llamativos y atraen a los clientes que van a comprar con tiempo y que quieren buscar chollos. Puedes colocar en el expositor todos los productos que tienes acumulados y de los que guardas un gran stock o pueden utilizar el expositor con campaña 3×2 para vender productos diferentes regalando el de menor importe.

Si encargas un expositor genérico de campaña 3×2 te valdrá para cualquier tipo de campaña y podrás ir rellenando el expositor con todo aquello de lo que quieras librarte, tanto por exceso de unidades como porque solo queden unas pocas y quieras acabar de venderlas antes de que lleguen las novedades de la nueva temporada.

Con estos expositores preparar ya el final de las rebajas te resultará muy sencillo y evitarás tener todavía mucho material en la tienda cuando estas acaben pudiendo dedicarte a las nuevas colecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *