Tiras de impulso para snacks

Las tiras de impulso para snacks son un clásico no solo en los supermercados. Las encontramos también en gasolineras, kioskos, librerías y, en definitiva, en todo tipo de establecimientos. Incluso podemos verlas en bares para que los clientes se animen a tomar un aperitivo a mayores del que les sale gratis con la bebida o en establecimientos en los que no se vende comida de forma habitual, como una dulce o salada tentación que puede apetecer.

expositores de cartón

Las tiras de impulso tienen la ventaja de que se colocan en cualquier lado y que siempre quedan a la altura de los ojos del cliente, lo que hace que sea imposible no verlas. Una tentación que, bien colocada, puede acabar por resultar imposible de evitar. Y de hecho, se trata exactamente de eso, de que el cliente, en un impulso, tire del snack y se lo lleve para consumirlo al momento y disfrutarlo al máximo.

Tiras de impulso para snacks junto a cajas de cobro

Colocar las tiras de impulso junto a las cajas de cobro es todo un clásico. Mientras el cliente espera para abonar sus compras se encuentra con los snacks delante, llamándole y tentándole. Es muy fácil que una vez que la compra está hecha, se caiga en la tentación de gastar unas monedas extras en algo que es barato y que supone, además, una recompensa instantánea por el esfuerzo de haber hecho la compra.

Normalmente, junto a las cajas hay varias tiras de impulso con snacks de diferentes clases para que niños y mayores acaben picando algunas cosillas extras que puede que no estuvieran en la compra, pero que siempre apetecen a mayores.

Tiras de impulso para snacks junto a refrescos y bebidas

Una de las zonas más cotizadas para colocar tiras de snacks es junto a los refrescos y a las bebidas. Normalmente, cuando tomamos un refresco o una copa con los amigos nos apetece picar algo para acompañar. Y, por eso, se colocan ahí tiras de snacks. De paso que se cogen las bebidas, ya se meten en la bolsa de la compra o en el carro las bolsas de picoteo y no hace falta ir a otra de las secciones a buscarlas.

Una forma muy práctica y cómoda de hacer la compra en muy poco tiempo y de conseguir, por parte de las marcas, que el cliente se lleve exactamente los productos que se están deseando vender, en el formato que más interesa venderlos. Se evita así, por ejemplo, que el cliente acabe llevándose las marcas blancas más económicas cuando acude a la sección de snacks y compara los precios.

Tiras de impulso para snacks en pasillos centrales

No todo el mundo entra en la sección de bebidas o en la de snacks, pero sí que todo el mundo pasa por los pasillos centrales de un supermercado. Por eso, es ahí en dónde estratégicamente se deben de colocar las tiras de impulso de los snacks.

El cliente las verá y si tiene prisa es una forma de ahorrarse el visitar una sección, cogiendo esas cosas que más le interesan y ahorrando tiempo. Pero incluso si la idea no era comprar un snack, una vez que se tiene delante es fácil que se acabe comprando porque al verlo se acaba apeteciendo o, simplemente, se compra para tener en casa para cuando se quiere tomar un aperitivo aunque no se hubiera pensado en esta posibilidad a priori.

Tiras de impulso para snacks junto a juegos

Las tiras de impulso para snacks se pueden situar también junto a juegos de consola o juegos de mesa. Cuando se utilizan este tipo de juegos es normal tomar algo para acompañar la partida y una forma de recordarlo es colocando las tiras junto a este tipo de productos. ¿Una partida de rol con los amigos? ¿Una competición de Trivial con la familia? ¿Un Scrabble en pareja? Todo sabe mucho mejor acompañado de algunos snacks y de un refresco.

publicidad en lugar de venta

Una forma alternativa de colocar los snacks en un lugar en el que, al menos de principio, no se esperan encontrar, pero que no por eso pueden dejar de ser absolutamente tentadores y acabar en el carrito de la compra.

Tiras de impulso para snacks pequeños junto a las bolsas grandes

¿Snacks junto a otros snacks? En principio no tienen nada de novedoso, pero sí tienen su truco. Al colocar los snacks pequeños junto a las bolsas grandes el cliente puede elegir el tamaño o incluso llevarse las bolsas grandes para tomar en familia y una pequeña para consumo inmediato.

Si se usan las tiras de impulso para snacks para poner las novedades, el cliente podrá llevarse formatos pequeños para probar los nuevos sabores y hacerlo con más confianza que una bolsa familiar que si luego no le gusta va a tener que tirar completa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *