Campaña para el Día del Padre

Un año más nos acercamos al Día del Padre y es ahora el momento de idear los últimos pasos de una campaña que, seguramente, ya comenzó nada más acabar la del 14 de febrero. En los últimos días de la campaña hay que darle un impulso a las ventas, tratar de sacar a flote aquellos productos que no han tenido la acogida esperada y eliminar ese stock que se ha comprado específico para la campaña y que no queremos que quede en el almacén durante todo un año. Y estos son algunos consejos para poder conseguir todo esto.

1) Haz un guiño a lo tradicional pero con un baño actual

Las imágenes tradicionales son muy atractivas en fechas como el Día del Padre. Pero hay que tener en cuenta que las imágenes antiguas pueden no resultar muy actuales y pueden tener elementos que hoy en día están desfasados o incluso pueden quedar mal o crear polémicas que no benefician en absoluto al comercio o a la marca.

Por eso, si quieres darle un toque vintage a tu escaparate o a los envoltorios de tus productos, elabora ahora esas imágenes tradicionales con una óptica más moderna. Las imágenes deben de mostrar a los hombres realizando diferentes tareas y también distintos tipos de familias, como las monoparentales o aquellas en las que hay dos padres.

Se trata de que todo el mundo se vea reflejado en la campaña y que una fecha tan tradicional se adapte a los nuevos tiempos sin dejar fuera a nadie. Según la filosofía de la tienda o de la marca y el público objetivo al que se dirige se puede optar por una integración natural y sutil o por una campaña impactante y reivindicativa.

2) Evita los sexismos al seleccionar los regalos

Cuando hablamos de actualizar las imágenes tradicionales nos referimos también a evitar los sexismos a la hora de seleccionar los regalos. ¿Por qué el Día del Padre se ponen de oferta las herramientas y el Día de la Madre los robots de cocina? Muchos hombres disfrutan cocinando y este tipo de elementos pueden ser un regalo ideal para los padres que siempre se lucen en las comidas familiares.

Lo mejor es ofrecer descuentos en general en la tienda o en una selección de productos, pero de cada una de las secciones. Se evita así caer en estereotipos que cada vez están más anticuados y hace que la elección por parte de los clientes sea mucho más natural y cómoda.

3) Descuentos especiales durante toda la semana

Incentivar las ventas con descuentos siempre es una buena idea. La mayoría dejamos la compra de los regalos para los días anteriores a la fecha porque no hay tiempo para comprar con excesiva anticipación. Por eso, serán muchas las personas que se lancen a comprar el regalo del Día del Padre el fin de semana anterior a la fecha.

Es un buen momento para ofrecer promociones con descuentos en expositores y dispalys publicitarios.. Esto animará a los compradores a decantarse por tu marca por encima del resto de la competencia. Un buen precio siempre es el mejor reclamo, sobre todo cuando se ofrece la misma calidad.

Si lo que quieres promocionar es que compren en tu comercio ponle atención especial a tu escaparate. Que la promoción sea muy visible y que se vea exactamente qué es lo que incluye para que no haya errores. Así, los compradores podrán elegir incluso antes de entrar en la tienda.

Si lo que quieres promocionar es un producto, es el momento de poner toda la carne en el asador y de realizar una PLV en toda regla, con una campaña con personal en los supermercados ofreciendo los productos con un descuento o con un regalo adicional.

4) Promociones de última hora

Hasta los hijos más perfectos pueden despistarse en su regalo del Día del Padre. Por eso, ponérselo fácil con promociones de última hora es una buena forma de incentivar esas compras que se llevan a cabo en el último momento. Además, es una buena manera de librarse de stock que prácticamente no se va a vender durante el resto del año, como por ejemplo las típicas tazas con mensajes para papá.

Son estos regalos los que hay que incentivar con muy buenos descuentos en la recta final del Día del Padre, incluso aumentando los mismos la víspera del día en cuestión. De esta manera no solo vas a conseguir vender mucho más entre quienes todavía no tienen su regalo, también puedes lograr que quienes ya tienen un regalo comprado adquieran un detalle de última hora para completarlo. Es el caso de camisetas o mandilones divertidos que resultan económicos y que son perfectos para dar a mayores de lo que es el auténtico regalo para ese día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *