Dale un último empujón a tu stock de invierno

Quedan tan solo un par de semanas para que comience la primavera y seguro que si te dedicas a la venta de productos como los textiles, ya tendrás en tu escaparate todo lo que se refiere a esta estación del año: colchas finas, ropa de cama fresca o, si tu negocio es de prendas de vestir, camisetas y vestidos propios de la primavera.

No obstante, el tiempo no es todavía estable y aun no hay esa sensación de estar en primavera. Por eso es el momento para darle un último empujón a las ventas de productos que hayan quedado de esta temporada y conseguir deshacerse así del stock de invierno para dejar sitio a todo lo que trae el verano.

Aunque sea de forma improvisada, una campaña rápida que dure tan solo unos días y que pueda hacer que se venda gran parte del stock de invierno impedirá tener que realizar devoluciones o, lo que es peor, quedarse con todo el material ocupando sitio en el almacén hasta finales de septiembre.

Pero, ¿cómo se puede organizar una campaña tan rápidamente? Para empezar, hay que hacer un repaso de todo lo que hay en stock y organizar los productos según la prisa que tengamos en venderlos. No es lo mismo que un fabricante nos recoja el stock que ha sobrado y nos devuelva el dinero o lo transforme en crédito para poder coger productos de temporada, que tener que guardar todo lo que no se ha vendido y tener ese dinero que nos ha costado ahí, estancado, durante varios meses.

Por tanto, lo primero que hay que tratar de vender es lo que va a quedar en almacén. Y estos son los productos a los que hay que aplicar más descuento y promocionar con más fuerza. Por ejemplo, en el escaparate de la tienda o en una sección especial de la misma para las ofertas.

Las palabras importancia

En la publicidad y en las ventas las palabras importan, por eso no siempre la mejor elección es “saldos” o “descuentos”. Acabamos de terminar un periodo de rebajas en las que estas palabras se han utilizado quizás demasiado, por lo que no estaría mal encontrar una forma diferente de promocionar los productos que nos quedan en stock de invierno.

Una elección que podría ser acertada es la de “Outlet”. Los outlets son tiendas o espacios en el interior de una tienda donde se venden productos que son de temporadas anteriores. En este caso, se trata solo de productos de la temporada anterior, aunque también se puede aprovechar para sacar cualquier stock que tengamos.

No se trata de vender cosas que estén pasadas de moda o demasiado anticuadas, pero sí las que son actuales pero no son de temporada, por ejemplo, las de invierno ahora que comienza la primavera. Aprovechando que las fechas aun están muy cercanas, que todavía hace frío y que son productos actuales, es fácil venderlos si se ofrecen con un descuento que resulte muy atractivo.

Un escaparate especial

Para una campaña de este tipo puede ser fundamental un escaparate que resulte atractivo y llamativo, por ejemplo utilizando vinilos para anunciar una semana especial de liquidación de artículos de temporada de invierno. Los vinilos son muy fáciles de colocar y también de retirar, por lo que se puede organizar rápidamente una campaña que puede durar una semana o quince días.

escaparates

Los vinilos son una buena forma de promocionar el escaparate y hacerlo mucho más llamativo para que todos los que pasen por la calle puedan saber que existe esa promoción y esos importantes descuentos.

Los vinilos también pueden servir para crear en el interior de la tienda un espacio de outlet, con una decoración un poco diferente del resto y referencias a los descuentos y promociones que se pueden encontrar en este lugar. Este espacio outlet puede quedar como algo permanente si se considera que merece la pena, o se puede desmontar una vez que haya acabado el periodo de promoción marcado.

Si la tienda es pequeña y no hay mucho espacio seguramente no valga la pena mantener el outlet todo el año y se opte por desmontarlo una vez que ha terminado la campaña para eliminar el stock. Si el proyecto ha sido un éxito, se puede repetir tras las rebajas de verano para eliminar el stock que pueda quedar de esta temporada y así evitar guardar estas mercancías.

Al final, tal vez no se consigan grandes ganancias con estas ventas, ya que al rebajar mucho el precio se recorta también el margen de beneficio, pero sí que se va a conseguir ganar espacio en los almacenes y no tener dinero parado, por lo que siempre es bueno conseguir vender cuanto más mejor, aunque sea con muy poco margen de ganancia.

Dale un último empujón a tu stock de invierno
¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *