Expositores para alimentos preparados

Los alimentos preparados se venden a lo largo de todo el año y cada vez tienen más mercado. Pero en verano son muchas las situaciones que invitan a consumirlos. Cuando vamos a una casa de verano que alquilamos unos pocos días, lo último que queremos es cocinar y limpiar pero tampoco queremos comer siempre en bares y chiringuitos porque acabamos superando el presupuesto.

Los alimentos preparados del super permiten comer sano, variado y sabroso pero sin manchar prácticamente nada y sin tener que fregar la cocina. En muchos casos, no hace falta nada de preparación para su consumo y en la mayoría, solo un microondas llega para tenerlos en su punto.

Además, estos productos de consumo inmediato también pueden llevarse a la playa. Se ahorra así en la comida del mediodía para darse un gusto por la noche y cenar en algún lugar especial. Y todo esto cada vez lo tienen más claro los consumidores. Por eso, los alimentos preparados necesitan de una campaña veraniega muy específica.

Expositores con imágenes veraniegas

La comida preparada puede, en su campaña de verano, ir acompañada de imágenes veraniegas en los expositores que den ideas sobre su uso en verano. Una familia comiendo en un merendero disfrutando de los platos listos para consumir; una pareja saboreando su comida en la playa; un grupo de amigos compartiendo platos de la marca en el campo o en la arena…

Así, el cliente que no había previsto la posibilidad de llevarse una comida preparada a la playa o al campo en lugar del típico bocadillo se dará cuenta de que hay alternativas mucho más sabrosas y variadas. Y el que pensaba en comer en el chiringuito, descubrirá opciones mucho más económicas y que le permitirán, además, comer a solas sin estar rodeado de tanta gente.

expositores para fruta y verdura

Expositores que inviten a la comodidad

Los expositores tienen que invitar a que el cliente se sienta cómodo comprando. El expositor debe de mostrar claramente que tipo de comida preparada se vende y una imagen de cómo podría ser el resultado una vez en el plato. Debe de invitar a comer pero el expositor también tiene que dejar claro lo fácil que será prepararlo.

Mensajes del tipo “un minuto en el microondas” “calentar y listo” “abrir y disfrutarlo” indican exactamente si hay que hacer algún tipo de paso para poder tomar el producto. En el caso de productos que no necesiten cocina ni calentarse, como ensaladas de cualquier tipo, es buena idea que siempre incluyan un cubierto desechable para que el cliente pueda comer su comida en cualquier lugar sin tener que llevar nada. Así, podrá coger en el super su comida en el momento mismo de consumirla si así lo desea y llevarla a donde quiera.

Todo tiene que hacer que el cliente sienta que este tipo de comida preparada realmente le está facilitando la vida en todos los sentidos y hace que merezca la pena comprar esto en lugar de comer en algún sitio.

Variedad para toda la semana en un pack

Si hay algo que gusta tan poco como cocinar es el pensar en qué se va a comer a lo largo de toda la semana. Por eso, los packs semanales con diferentes platos triunfan. Normalmente, estos packs los constituyen cinco platos diferentes, adaptándose así a la semana laboral y una ración de cada cosa.

comida preparada

 

De esta manera, el pack sirve lo mismo para usar en familia, teniendo variedad y que cada persona pueda comer a su gusto, que para una persona que vive sola y quiere llevarse una comida preparada al trabajo cada día o tener una cena rápida de preparar al llegar a casa.

Si se promocionan con un buen expositor y se le pone un precio atractivo, el pack semanal de comida siempre va a ser una buena opción. Seguramente, el cliente ahorre dinero respecto a comprar los productos de manera individual y se consigue así vender más y mostrar toda la variedad de platos de los que la marca consta.

Una forma diferente de realizar este tipo de promociones es utilizando un expositor tipo totem con todas las variedades de producto disponible y que el consumidor pueda crear sus propios packs, ofreciendo descuentos por comprar un número determinado de unidades. Así, podrá elegir rápidamente el menú de toda la semana, a su gusto y ahorrando dinero.

Los alimentos preparados son un mercado el alza. De hecho, en los últimos años han aparecido empresas que se han especializado en enviar a casa comida preparada de todo tipo, desde normal hasta vegana o fiel a un estilo de dieta. En el supermercado la compra será mucho más sencilla, el cliente podrá ver el producto y sentirá una mayor confianza, sobre todo si se sabe vender bien con una buena campaña y unos envases y expositores llamativos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *