Expositores para cremas solares

Las cremas solares son un producto básicamente veraniego. Este tipo de productos comienzan a venderse a mediados de junio y dejan de estar presentes en el supermercado a mediados de septiembre, al menos de una forma llamativa y con grandes expositores. En las farmacias podemos encontrar cremas protectoras durante todo el año, pero sin ocupar un lugar destacado como pueden hacerlo durante la campaña veraniega, sino más bien como un producto más.

Se puede decir que marcan el inicio de la campaña de verano y también su final, cuando comienzan a ser sustituidas por otros productos cosméticos como los reparadores para curar la piel de los efectos que el sol ha estado produciendo durante todo el verano. O por los nuevos tonos de otoño, que marcan el inicio de la vuelta al cole y también de la vuelta al trabajo.

Al tratarse de campañas muy breves, deben de ser intensas y hay que cuidar mucho el diseño de los expositores para diferenciarse del resto de las marcas y conseguir un mercado propio. Vamos a comentar algunas sugerencias tanto para el diseño de los expositores como para llevar a cabo las campañas más agresivas de fin de temporada.

¡Quiero un expositor para cremas solares!

Cremas solares asociadas a situaciones positivas

Los expositores para cremas solares deben de tener imágenes en las que este producto se asocie a situaciones positivas: un día de playa en familia en el que los padres aplican protector a los hijos; ponerse las cremas solares mientras se disfruta de las vistas del mar; el bote de crema solar asomando de la bolsa de playa cuando se llega con los amigos a la arena…

Todas estas situaciones son las que la gente asocia a las vacaciones y a la diversión y si se consigue unir a esta imagen la de la crema solar las posibilidades de que se compre serán mayores. Otros aspectos que hay que destacar en el expositor para cremas solares es el grado de protección de la crema y también su textura.

En el caso de protectores solares específicos para el rostro o para niños, esto también se destacará de una forma llamativa en el expositor para que no haya ningún error. Las cremas para el rostro son fáciles de reconocer porque sus envases son más pequeños. En el caso de las cremas para niños se debe de resaltar a partir de qué edad pueden utilizarla los pequeños de la casa.

Ventas de impulso asociadas a otros productos

Para conseguir ventas en cremas solares un recurso que puede dar muy buenos resultados es el de colocar pequeños expositores con cremas solares junto a otros productos cuyas ventas puedan ir unidas. Por ejemplo, conseguir que en el supermercado coloquen un expositor de cremas solares junto a los productos típicos de la playa, como son las toallas o las sillas.

Así, de paso que una persona compra una bolsa de playa y una toalla, puede adquirir ya las cremas solares. Verlas justo al lado de su kit de playa le recordará la necesidad de llevarse también este producto y está demostrado que cuando se ofrece justo al lado, muchos compradores ya no se molestan en visitar la sección de productos protectores para el sol, sino que escogen lo que se les pone delante y les ahorra tiempo, siempre que esté a un precio razonable. Esto sucede incluso cuando el producto no está de oferta.

Grandes expositores con ofertas en cremas solares fin de verano

Las cremas solares se venden durante las vacaciones de verano y una vez que estas terminan la gente no acostumbra a comprar este producto. Esto lo saben muy bien los fabricantes de este tipo de protectores, por lo que a finales de agosto hay que realizar las campañas más agresivas para acabar con todo el stock acumulado, ya que las ventas en septiembre serán mucho menores.

Los expositores tipo tótem resultan muy efectivos, sobre todo si se asocian a ofertas con descuentos por la compra de más de una unidad. Se consigue así que el cliente se fije en el producto y, con un poco de suerte, adquiera dos unidades en lugar de solo una. Así, se aumentarán las ventas y se le dará el último impulso a la campaña antes del final del verano.

Aunque las vacaciones se alargan cada vez más a septiembre y este mes ya es el favorito de mucha gente para irse de vacaciones, muchos de los que eligen este mes, sobre todo la última quincena, ya no escogen destinos de sol y esto es algo que saben bien los fabricantes de protectores solares.

Con estas campañas de la última quincena de agosto se consigue evitar que quede mucho stock sin vender. Por eso, la campaña de venta de los protectores solares será más agresiva cuantas más unidades queden en los almacenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *