Expositores para publicidad de gimnasios

Los expositores para publicidad de gimnasios también son muy demandados en enero. Ya hemos hablado de los productos dietéticos y, para ponerse en forma, los gimnasios son también imprescindibles. No se trata tan solo de perder peso, sino de conseguir una mejor circulación, más fondo y lograr que el peso que se pierda no sea de músculo, manteniendo la masa muscular y el tono, así como la firmeza de las carnes según se vaya perdiendo la grasa.

Pueden ser expositores de mostrador, con folletos publicitarios de más o menos calidad o incluso pueden ser bonitos catálogos con todas las actividades que se realizan en el gimnasio explicadas y comentadas para hacerlas todavía más atractivas.

Los expositores para gimnasios suelen tener imágenes de personas realizando las actividades que ofrece el centro, incluso imágenes tomadas dentro del mismo, con clases reales, para que todo sea mucho más atractivo y el posible cliente sienta que no se le engaña, sino que se le muestra lo que realmente se va a encontrar cuando comience con sus clases.

Expositores para publicidad de gimnasios en el mismo gimnasio

Muchos clientes se acercan al gimnasio para recibir información sobre las actividades que se realizan. Pero, en algunas ocasiones, es tanta la información que puede resultar confuso para el cliente que al final no sabe cuánto tendrá que pagar o qué es lo que realmente le incluye el precio.

Poder ofrecerle un folleto en el mostrador con todas las actividades que se llevan a cabo, precio y horarios hará que resulte mucho más fácil que el cliente se vaya con una idea clara y, lo más importante, siga teniendo la idea clara al día siguiente, cuando tome la decisión de matricularse o no en el gimnasio que ha visitado.

En el folleto no se debe de olvidar la dirección de la página Web en la que se podrá ver con más calma todo lo que se hace en el centro e incluso disfrutar de video promocionales.

Expositores para publicidad de gimnasios a la puerta del gimnasio

Hay clientes que, por diversas razones, no entran a pedir la información en el interior del gimnasio. A menudo porque temen encontrarse con alguien en la recepción que le presione para matricularse cuando todavía no se siente cómodo y no sabe si quiere o no tomar esa decisión.

Si se coloca en la puerta del gimnasio una mesita con un expositor con folletos informativos será mucho más fácil que esa persona coja la información, la lea con calma y acuda a matricularse cuando tiene claro que le interesa. Algo bueno para ese cliente pero también para los empleados que no tendrán que estar dando información a decenas de personas que, tal vez, no tienen un interés real.

El expositor para publicidad de gimnasios en el exterior del mismo tiene que ser llamativo, estar bien a mano e invitar a que quién pase por delante coja un folleto.

Expositores para publicidad de gimnasios en comercios afines

Los expositores para publicidad de gimnasios pueden colocarse también en centros afines. Hablamos de centros como por ejemplo, aquellos en los que se venden productos dietéticos. A cambio, en el gimnasio, también se colocará en el mostrador un expositor con información de la tienda.

Se trata de negocios que, en principio, tienen un cliente potencial muy parecido pero que no se hacen competencia entre sí, por lo que promocionarse mutuamente es muy rentable para ambos. Lo mismo puede suceder en clínicas de fisioterapia o en clínicas en las que se ofrecen dietas para adelgazar.

Displays de cartón

Una forma de que ambos negocios se vean beneficiados por la promoción mutua y de llegar a potenciales clientes previamente filtrados.

Expositores para publicidad de gimnasios con regalos

Los expositores para publicidad de gimnasios son imprescindibles para atraer a los clientes ya que la competencia es muy grande. Deben de hacer especial énfasis en lo que ofrecen que los diferencia del resto, por ejemplo contar con piscina, tener horarios continuados, abrir los fines de semana o, tal vez, ofrecer actividades muy novedosas que no tienen en otros centros de la competencia.

Vendiéndose así, es mucho más fácil conseguir un público que acuda a hacer gimnasia al centro, pero más fácil todavía será si quién coge un folleto se lleva de forma inmediata un regalo. Este regalo puede ser un vale de descuento, poder matricularse sin pagar la matrícula o, tal vez, disfrutar de una clase gratis o hasta un día de acceso gratis antes de tener que firmar el contrato para comprobar si realmente le gusta lo que allí se importe y la forma en la que funciona el gimnasio.

Podemos ayudarte a conseguir los expositores o displays que necesitas para los folletos de tu gimnasio. Contacta con nosotros y juntos nos encargaremos de diseñar expositores perfectos para atraer a tus clientes y llevar a cabo tus campañas de principios de año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *