Expositores para tiendas de alimentación

Hoy vamos a hablar de las tiendas de alimentación tradicionales. Pueden parecer en peligro de extinción y seguramente sean así, pero en muchos pueblos y barrios continúan siendo una manera de comprar elegida por mucha gente, en especial el público de más edad.

Los consumidores mayores no acaban de acostumbrarse a los grandes centros comerciales y no suelen desplazarse a las afueras, dónde se encuentran estos. Así que recurren a supermercados muy pequeños o mejor todavía, a tiendas tradicionales.

expositores tienda de alimentación

Allí no solo pueden comprar lo que necesitan para el día a día. Pueden charlar con conocidos y con los dueños que son a menudo amigos. Esto es algo que hay que aprovechar si se lanza una campaña de publicidad orientada a las tiendas de alimentación.

Tanto al elegir los expositores como al elegir los productos a promocionar hay que tener en cuenta:

-El público. Será generalmente gente mayor, por lo que no van a funcionar las promociones de productos dirigidos a públicos más jóvenes, sino más bien los de artículos tradicionales.

-El espacio. Estas tiendas no disponen de un espacio demasiado grande, por eso hay que elegir expositores para tiendas pequeños, que puedan ponerse en escaparates muy pequeños, mostradores o en las estanterías del interior de la tienda.

-El tipo de promoción. Deben de ser promociones claras, sencillas y directas. Aquí funcionan cosas que no suelen obtener resultados en otros sitios. Las promociones de toda la vida son las que más ganancias dan.

Displays de pie publicitarios

Expositores con display

Los expositores con displays ofrecen una información al consumidor. Suelen colocarse en el mostrador de la tienda y generalmente avisan sobre promociones. Un ejemplo son las promociones de algunos productos de charcutería que al comprar una cantidad determinada de gramos regalan puntos para una cubertería o directamente una pieza de la misma.

Si se coloca junto al mostrador en el que se cortan los fiambres y productos de charcutería es fácil que el cliente acabe llevándose esa marca, especialmente si el regalo es inmediato ya que esto convence bastante más.

Los regalos con cartillas de puntos también funcionan muy bien, sobre todo entre gente de determinada edad, acostumbrados a tener paciencia y a juntar todos los cupones o puntos que se necesitan para conseguir un bonito regalo.

Expositor pie Lanjaron Expo

Si el tendero es avispado puede reforzar la campaña con un platito en el que se ofrezcan muestras del producto para que el cliente, una vez que lo prueba, se sientan más inclinado a comprarlo.

Expositores de cartón para pequeños productos

Las tiendas de alimentación tradicionales no suelen tener mucho espacio, lo hemos visto. Por eso hay que dejar a un lado los grandes y llamativos expositores de grandes superficies. Aquí funciona lo pequeño, lo que el comerciante puede poner en su mostrador o estantería sin que le estorbe.

Por eso, las promociones en expositores de cartón con pequeños productos tienen éxito. En el caso de productos de mayor tamaño suelen funcionar mejor los posters o anuncios promocionales. Estos no se verían bien en un centro comercial, pero sí en una tienda tradicional.

Expositores para niños

Aunque hemos dicho que estas tiendas son frecuentadas por gente mayor más que por gente joven, también acude este público a por cosas muy concretas, por ejemplo el pan diario.

Es habitual que acudan con los niños y por eso los expositores de cartón con chucherías para ellos suelen funcionar bien, haciendo que las mamás y los papás acaben comprando algún caramelo o frutos secos de paso que se llevan el pan.

Esto es especialmente efectivo si se coloca el expositor en el mostrador, justo donde el niño va a verlo. Si hay algún regalo debe de destacarse, pues lo hará todavía más atractivo al público de menor edad.

Expositor piraña de cartón

Es bueno que sean cosas baratas para que “compense”. Un padre se resistirá a comprar algo que valga más de un euro, pero cederá fácilmente si lo que se va a comprar cuesta unos pocos céntimos porque no le compensará el tira y afloja con el niño.

Expositores para tiendas para gente muy sana

Una manera de atraer nuevo público a la tienda es ofreciendo productos específicos, por ejemplo productos sanos y ecológicos. Vender una marca que no se encuentre fácilmente en supermercados pero que tenga cierto prestigio puede hacer que los consumidores que quieren cuidarse acudan a comprar.

Es cuestión de poner un expositor en el escaparate y ver si funciona para atraer a ese público que quizás, una vez que compran eso, acaben adquiriendo también otras cosas.

Dado que las personas que comen de una manera determinada suelen participar en foros, es posible que pronto el nombre de la tienda esté en determinadas redes y sea una referencia para quienes buscan esos productos en la zona.

Es un tipo de campaña que suele ser efectiva a medio plazo, por lo que hay que tener un poco de paciencia para ver cómo resulta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *