Las ofertas Black Friday

El Black Friday en EEUU supone el pistoletazo de salida a las compras de Navidad y es la oportunidad para comprar a los mejores precios. Se premia así la anticipación en las compras. Pero en España lo hemos adoptado como una forma moderna de denominar a las ofertas pre-Navidad de toda la vida.

En la gran mayoría de comercios, se llevaba a cabo alguna campaña antes de Navidad para animar a la gente a comprar sus regalos y muchas marcas participaban de ello. Ahora, se hace exactamente lo mismo pero se le denomina Black Friday por la influencia de Internet. Y esa es una de las principales razones por las que en nuestro país encontramos Black Friday de quince días… cuando debería de ser un único día si se respetara el concepto original.

Hay que adaptarse a los tiempos y llamar la atención de potencial consumidor y por eso es prácticamente obligatorio para marcas y para establecimientos, lanzar ofertas Black Friday. La duración de las mismas va a depender de cada uno pero es importante tener en cuenta una cosa:

-Deben de durar varios días aunque uno de ellos pueda ser el día fuerte. Muchos establecimientos ponen ofertas durante una semana o dos. Pero el auténtico día del Black Friday lanzan promociones muy puntuales en las que se ofrecen los mejores precios.

-Deben de finalizar antes del puente de diciembre. La razón es sencilla, y es que a partir de esa fecha es cuando más personas acuden a comprar sus regalos de Navidad y compras de última hora. Las ventas están más que garantizadas sin necesidad de animar al consumidor con ofertas y es mejor reservar estas para la campaña de las rebajas, que va a comenzar en breve.

De otro modo, la sensación de estar siempre de oferta o en promoción mitigará el impacto que puedan tener este tipo de campañas. Al contrario, si en algún momento la marca o establecimiento no tienen promociones, el consumidor percibirá los precios como excesivos y muy caros y tendrá un efecto negativo, por lo que no es recomendable enlazar una campaña de precios bajos con otra.

Expositores económicos para ofertas muy puntuales

Las ofertas Black Friday deben de ser muy puntuales. Si la idea es realizar una campaña de marca en diferentes establecimientos que dure una semana o como mucho quince días, lo mejor son los expositores de cartón más económicos. Que pueden ser igualmente llamativos y muy visibles pero sin que supongan una gran inversión en lo que se refiere al material ya que no se necesita que duren demasiado tiempo.

Uno de los problemas de los expositores de cartón económicos es que se estropean rápido, pero esto no es un inconveniente al hablar de ofertas muy puntuales, solo hay que adaptar la calidad del cartón al tiempo de la oferta y al tipo de producto que se va a exponer. Y somos especialistas en realizar este tipo de cálculos para que nuestros clientes no gasten de más, consiguiendo expositores llamativos y muy efectivos con los precios más ajustados.

Estos expositores tienen que llamar la atención sobre el precio y también sobre lo puntual de la oferta, para que el cliente sepa exactamente cuándo se termina. Esto crea una urgencia en la compra que invita a comprar sin pensarlo demasiado, antes de que se termine la posibilidad de poder hacerlo.

Totems reutilizables para ofertas hasta acabar existencias

Las ofertas hasta acabar existencias las realizan establecimientos que pueden adecuar una parte de la tienda para este fin. El Black Friday puede ser también una forma de sacarse de encima stock acumulado para poder cambiar definitivamente una tienda de cara a la Navidad. Para que la oferta sea real y muy atractiva es bueno que sean cosas de temporada, pero que se quieren vender para poder colocar todas las novedades navideñas.

Los expositores deben de hacer referencia al Black Friday, incluso si van a estar disponibles durante más días, ya que solo ese nombre es un reclamo para que la gente se acerque, porque sabe que es un sinónimo de oportunidad. Y también es muy importante que estén perfectamente ordenados y organizados. No es buena idea, por tanto, los grandes cajones de ofertas ya que eso hará que los artículos allí puesto se perciban como de saldo o de inferior calidad.

Si la oferta consiste en un descuento idéntico para todos los productos, se puede crear ese espacio para ofertas a base de expositores totem en los que puede figurar en grande el reclamo, tipo: Black Friday !! Grandes marcas con un 40% de descuento!!. Y si no todo tiene el mismo porcentaje: Grandes marcas con descuentos de hasta un 40% ¡¡Aprovecha el Black Friday!! Los expositores tótem funcionarán como estanterías para colocar toda esa mercancía y, una vez acabada la promoción, podrán plegarse y guardarse para el siguiente año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *