Llega la Navidad, ¿tienes lista tu campaña navideña? (I)

La Navidad llega cada vez un poco antes a los puntos de venta y la campaña navideña no puede retrasarse más si se desea que sea efectiva. Lo normal es que a estas alturas del año todo esté ya listo para empezar a cubrir los escaparates de todas las tiendas y para que los expositores hagan referencia a unas fechas en las que la gente no solo realiza celebraciones en familia, sino que también hace regalos y tiene una vida social más intensa. Y todo esto implica comprar.

En los países sajones Halloween marca el comienzo de la temporada de Navidad aunque las ventas fuertes se realizan después del Día de Acción de Gracias, que en EEUU se celebra el cuarto jueves de noviembre. En España, lo normal es que nuestro Día de Difuntos marcara el pistoletazo de salida para que los productos navideños comiencen a asomar a las tiendas, una vez retirados los dulces típicos de la fecha.

La campaña navideña más fuerte comienza a finales de noviembre y dura hasta el día cinco de enero. Pero muchas marcas son conscientes de que el consumidor intenta cada vez más repartir las compras para evitar tener que adquirir todo en el mes de diciembre, por lo que ya es posible ver promociones durante todo el mes de noviembre, sobre todo en lo que se refiere a la alimentación.

Los más previsores comienzan a comprar ahora mariscos y pescados para la Navidad, porque saben que pueden llevarlos a un precio mucho más barato. Por eso, ya es posible ver en los supermercados promociones de mariscos congelados, por ejemplo. Haciendo la compra en varias tandas, la gente no tiene pereza en gastar un poco más. Las ventas se incrementan y aunque el aumento fuerte es durante el mes de diciembre, sobre todo una vez que se han cobrado las pagas extras, noviembre ya suele mostrar subidas en ventas de muchos productos.

La campaña navideña de regalos

La campaña navideña para regalos suele tener sus productos estrella en los cosméticos y perfumes, sobre todo los estuches de regalo. Incluso las grandes marcas se unen a las promociones de Navidad y se animan a fabricar estuches específicos regalando productos como otros cosméticos de la misma gama, pañuelos o accesorios.

La presentación de la caja es importante ya que la gente quiere que el regalo que hacen tenga una apariencia muy atractiva. El hecho de que por el mismo importe que antes solo compraban un perfume ahora puedan obtener también un regalo hace que sea todavía más atractivo. Las marcas más lujosas que se venden en perfumerías presentan estuches muy especiales para estas fechas, en las que sus cajas con regalos se convierten a veces en artículos de colección.

En el caso de productos de perfumería de gama media que se venden en supermercados, es muy importante destacar estos estuches con un buen expositor ya que el cliente no suele ir tanto a por una marca en concreto como a conseguir un regalo atractivo y de calidad. Por eso, ante dos productos de calidad similar elegirá el que tenga un mejor regalo o una presentación más atractiva.

Las diferencias de precio, salvo que sean muy grandes, no tendrán tanta influencia en esta época del año, por eso no son lo que más se destaca en los expositores, dándoles más importancia a las presentaciones o a los regalos. El hecho de que no se compre para uno mismo, sino para obsequiar a otras personas, pesa mucho en esto.

Juguetes, la otra campaña navideña fuerte

Junto con la alimentación y la perfumería, el sector de los juguetes es el que más invierte en estas campañas de Navidad. Normalmente, se guardan grandes lanzamientos para estas fechas y siempre aparecen juguetes de moda muy atractivos que hay que correr para que no se agoten en las tiendas.

pruébame

Esta sensación de que el juguete se va a agotar y no se encontrará a última hora es también parte de la estrategia comercial de algunos fabricantes, que logran que de esta manera sus artículos se conviertan en algo todavía más codiciado. Se sabe que no todo el mundo va a poder tener ese juguete y por eso se convierte en algo más deseado y el precio deja de importar tanto ante la sensación de poder hacerse con lo que todo el mundo desea.

El cliente, cuando encuentra el codiciado juguete, se siente afortunado y por eso no va a reparar tanto en cuánto paga por el artículo como tal vez sí haría si es algo que se encuentra fácilmente y que podrían comprar en otro momento cualquiera.

Sin embargo, la mayoría de las estrategias se siguen centrando en las campañas tradicionales, con publicidad en la televisión y con grandes expositores en los que hay un alto número de unidades de cada juguete.

Llega la Navidad, ¿tienes lista tu campaña navideña? (I)
¿Te ha sido útil?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *