Los vinilos como material de decoración y de marketing

Los vinilos tienen muchas ventajas a la hora de ser utilizados como decoración y elemento de marketing. Estas son algunas de las principales:

– Su precio. Los vinilos no son caros, especialmente si se tiene en cuenta lo bonitos que quedan y la versatilidad de sus usos. Pueden utilizarse sobre el cristal de un escaparate, sobre las paredes de la tienda, sobre las puertas e incluso sobre los espejos de los probadores. Por muy poco dinero se puede decorar toda la tienda o se puede realizar la propaganda para una campaña de marketing.

– La facilidad de su colocación. Los vinilos de pequeño tamaño pueden ser instalados por cualquiera. Aquellos más grandes pueden precisar de personas con experiencia, especialmente los que constan de varias piezas que deben de encajar. La primera vez que se coloca un vinilo grande puede parecer complicado y es posible que se necesite ayuda, pero una vez que se tiene experiencia, entre dos personas suele hacerse el trabajo sin dificultades.

vinilos

– Pueden quitarse sin dejar marcas. Los vinilos no son tan solo fáciles de colocar, también se pueden retirar con la misma sencillez. Solo hay que despegarlos del cristal o de la pared. Si no han estado puestos durante mucho tiempo, sino que han sido exclusivamente utilizados en campañas cortas, no dejan marca alguna. Funcionan especialmente bien sobre pintura lavable, ya que se le pasa un paño húmedo y cualquier pequeña marca desaparece.

– Permiten todo tipo de diseños. Desde vinilos que ocupan la totalidad del escaparate, hasta aquellos que son tan solo unas pocas palabras o frases. Los vinilos pueden tener cualquier forma que se imagine y se pueden crear para cualquier espacio, en todas las medidas, ya sea en una sola pieza o uniendo diferentes trozos.

Vinilos para decoración de tiendas

Los vinilos para la decoración permanente de la tienda son uno de los elementos más solicitados. Permiten personalizar todavía más el establecimiento y hacerlo de una manera económica. Si se quiere un trabajo bien hecho recomendamos que se encarguen vinilos personalizados, para que ningún otro establecimiento tenga la misma decoración. Así todo resultará mucho más original.

Los vinilos pueden dar un toque original colocándolos en lugares estratégicos para dar un toque divertido o distinto o pueden ser protagonistas absolutos, con diseños grandes que llenen toda una pared. Se trata de lograr que el establecimiento tenga una imagen totalmente distinta por poco dinero.

Vinilos para decoración de escaparates

Los vinilos para la decoración de escaparates, al contrario que los de la decoración de tiendas, están pensados para campañas concretas en lugar de para ser vistos de forma permanente. Se trata de tenerlos durante un tiempo y cambiarlos para que se adapten al momento del año.

Por ejemplo, vinilos para campaña de rebajas, vinilos para colección de invierno, para colección de primavera, de verano o de campaña de Navidad. Así, el escaparate estará siempre diferentes y llamará mucho más la atención de todos los que pasen y puedan verlo.

Los vinilos para campañas no tiene por qué estar orientados al precio, más bien estarán orientados a la época del año: un sol y una decoración de hierba y flores, por ejemplo, puede ser perfecta para darle la bienvenida  tiempo y poner en el escaparate novedades relacionadas con esta época del año.

Una librería puede poner un vinilo con una persona leyendo en un sofá con una manta y una taza de algo caliente para dar la bienvenida al invierno con una imagen que invita a disfrutar de la lectura ahora que ha llegado el frío.

Vinilos para promociones

Los vinilos para promociones están pensados para destacar precios, rebajas o descuentos. Pueden ser complementarios de los que se ponen para decorar o ser la decoración en sí misma si se quiera llamar todavía más la atención sobre la promoción.

rebajas

 

Es importante que sean originales, por lo que se debe de escapar del típico vinilo que tan solo pone rebajas y buscar algo con mayor fuerza visual como, por ejemplo, la imagen de la multitud tratando de entrar en la  tienda colocada sobre las puertas, con el lema “Nuestras rebajas crearán sensación” Las imágenes son muchas veces más impactantes que otros lemas que ya están muy vistos y que han perdido su fuerza.

Una manera de reforzar el mensaje es poner en el escaparate, junto con los vinilos de los descuentos, artículos muy rebajados, promociones muy buenas que inviten a que la gente entre a por ellas y de paso eche un vistazo a ver que otras gangas puede haber y que puedan interesarles.

Hay técnicas de marketing muy interesantes, como crear un espacio en el escaparate con el lema de oferta del día, en el que se pone un solo artículo que durante ese día estará mucho más barato aun que el resto de los días de rebajas o de promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *