¿Cómo conseguir un escaparate de 10? Recomendaciones y consejos

Conseguir el escaparate de tus sueños no requiere un experto en decoración ni un presupuesto extraordinario que sea capaz de deslumbrar a todo el que pase por la calle.

Tú mismo puedes conseguir el escaparate que siempre has querido siguiendo unos sencillos pasos.

Con estas recomendaciones podrás aplicar las técnicas que usan los escaparatistas de mayor prestigio para conseguir a partir de diferentes accesorios y complementos atraer a la gente a tu establecimiento.

Planear

Es importante que planees tu escaparate con la suficiente antelación. Es decir, no se trata de que la semana de antes de Navidad te pongas como “loco” a buscar ideas originales, materiales o decoración.

Lo ideal es que a finales de año hagas un planning con todos los escaparates del año. Para ello solo necesitarás un calendario con todas las fiestas y un rato de tu tiempo en el que pensar las fechas en las que deberás comenzar a prepararlo todo. 

Se recomienda empezar a decorar un escaparate al menos 15 días antes de que empiece la festividad concreta. De esta manera le darás tiempo al cliente a hacerse a la idea de que la fiesta se aproxima y crearle esa necesidad o simplemente, recordárselo.

Elegir tema y color

Esta parte es muy sencilla. Elegir los colores del escaparate es tan simple como pensar en la fiesta en sí. En Navidad o San Valentín predominan los colores rojos y dorados. En verano los colores frescos como el amarillo o el naranja. En otoño los colores más naturales como el verde o el marrón…

Se trata de ir jugando con los colores para generar una gama cromática perfecta para la ocasión.

Escoge los materiales.

Ahora que ya sabes los colores es momento de pensar en los materiales con los que vas a decorar tu escaparate. Para ello puede buscar ideas por Internet o incluso pedir recomendaciones a alguien con gusto en la decoración.

También está la opción de pedir ayuda profesional y buscar tótems publicitarios que fabricarán específicamente para tu escaparate según las necesidades de ese momento.

Este tipo de accesorio cuenta con la ventaja de que es fácil de transportar, por lo que podrás moverlo y guardarlo cuando pase la fiesta sin esfuerzos.

No te excedas

Es importante que no te excedas decorando el escaparate. En decoración muchas veces: menos, es más.

En ocasiones con un simple display publicitario y pequeños objetos alrededor es más que suficiente para crear un espacio atrayente y llamativo.

Además, es muy relevante que mantengas el centro del diseño a nivel de los ojos de aquellas personas que pasen por tu escaparate. La idea es que cualquier persona venga por el ángulo que venga pueda ver el escaparte al completo sin tener que forzar la vista.

¿Ocultar o no ocultar?

Hay personas que opinan que es mejor ocultar la tienda de fondo de cara al escaparate para generar esa incógnita. Otros piensan que es mejor dejar suficiente espacio en el escaparate para que las personas puedan ver lo que hay en la tienda.

Es relevante que si eliges la segunda opción tengas en cuenta qué es lo que se ve y no se ve desde fuera.

Por ejemplo, quieres que las personas entren evita que las estanterías estén vacías o mal colocadas.

También resulta útil colocar un tótem publicitario con luz en la entrada de la puerta para captar la atención.

Si pones una oferta o anuncias un producto nuevo, los transeúntes no podrán resistirse a entrar.

Limpieza

No hay nada peor que mostrar un escaparate sucio, desordenado o descuidado. Por muy bien decorado que este si se pueden apreciar unos cristales sucios o un interior revuelto, las personas que pasen por la calle probablemente solo se pararan para comentar “lo caótico” de ese escaparate.

Recuerda que es la imagen de tu tienda la que está en juego.

Cámbialo con frecuencia

No es necesario que cambies tu escaparate todas las semanas, pero lo que no puedes hacer es seguir teniendo el escaparate de navidad en agosto…Esto además de dañar tu imagen hará que los clientes simplemente, pasen de largo.

Puedes elegir un escaparte “neutral” para cuando no haya festividades u ofertas concretas y poner artículos que quieras vender en ese momento.

Otras recomendaciones:

Evita poner productos en mal estado en el escaparate. Recuerda que es la imagen de tu tienda por lo que tendrás que elegir los mejores productos que tengas, la mejor moda, los mejores complementos etc.

Colocar expositores o display publicitarios con llamadas a la acción que inviten al cliente a entrar dentro: No hay nada más irresistible que un 70% de descuento o productos en promoción.

Coloca publicidad donde se muestren opciones de personas que hayan comprado o probado el servicio.

Evita poner demasiadas cosas en el espacio. Recuerda que es un escaparate no un almacén.

Con estos sencillos consejos podrás conseguir un escaparate unido los 365 días del año y sin la necesidad de realizar una gran inversión. Y recuerda que en Promoción PLV puedes contar con nuestro asesoramiento en materia de publicidad para tu punto de venta con acabados profesionales y de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.