Encarga ya tus vinilos para tu escaparate de rebajas

Las rebajas están a la vuelta de la esquina y tu escaparate tiene que estar listo para recibirlas. En algunos lugares ya comienzan el día 2 de enero mientras que en otros esperan a la llegada de sus Majestades de oriente para dar el pistoletazo de salida. En cualquier caso, no queda mucho tiempo para tener todo listo para el momento de más ventas del año.

rebajas

Las rebajas de invierno son, tradicionalmente, el momento de más ventas del año. Sobre todo en el sector de la ropa. Al menos el momento de más caja ya que la ropa de invierno es bastante más cara que la veraniega. Y si en agosto podemos pasar con unas camisetas y unos pantalones frescos, en invierno se hace necesario comprar abrigos, chaquetones, gabardinas, jerséis gruesos y calzado a prueba de frío y agua. Y todo esto es caro.

Por eso, los compradores suelen comprar lo mínimo durante el principio de temporada, salvo en el caso de los niños que al crecer es complicado guardar de un año para otro y reservan sus compras importantes para este momento tan esperado. Y, aunque ya no hay colas en las puertas de los grandes almacenes como antaño gracias en parte al comercio electrónico, sigue siendo un momento de gran afluencia de público.

Un escaparate clásico

Lo cierto es que no es necesario un reclamo muy original para atraer a los clientes en rebajas. Lo que buscan son descuentos y por eso los vinilos que anuncian descuentos de un porcentaje concreto o que simplemente usan los slogans de siempre como “Grandes Rebajas” funcionan muy bien.

Pero esto no quiere decir que un escaparate cuidado y en el que se tiente al comprador no vaya a funcionar muy bien. Porque dentro de lo clásico hay pequeños trucos que pueden mejorar los reclamos de toda la vida:

-Usa colores llamativos. Por ejemplo, los vinilos en tonos brillantes o con tonos originales que escapen de los rojos y dorados de siempre van a llamar mucho más la atención.

-El tipo de letra. Debe de ser fácil de leer pero puede escaparse de los tipos de letra más tradicionales para conseguir que la vista de quién pasa por delante del escaparate se quede con que hay algo diferente allí.

-Combinar texto con otros motivos. Además del texto, el vinilo puede contener otros motivos como dibujos o un marco para el escaparate. El marco siempre le da un toque mucho más llamativo y original a cualquier escaparate clásico consiguiendo llamar la atención.

Escaparates muy originales

La originalidad siempre es una buena baza, por eso cuando se quiere utilizar en rebajas siempre apoyamos esa idea. Es cierto que nunca faltan clientes en esta época del año pero también lo es que hay cientos de comercios y todos tienen sus reclamos. Por eso, lograr que quienes pasean por la calle o por el centro comercial se fijen en un establecimiento concreto es muy importante para que puedan entrar en él y no en otro. Vamos a ver algún ejemplo famoso y conoce todo acerca de los totems publicitarios:

-Maniquíes sin ropa. Es un truco que usaron ya varias firmas. En lugar de mostrar la ropa en los maniquíes estos aparecían desnudos, en algunos casos cubriéndose con las manos o usando bolsas con el logo de la tienda para taparse. El mensaje siempre fue el mismo: las rebajas son tan buenas que se han llevado hasta la ropa de los maniquíes. El mensaje subliminal es que hay que apurarse porque se acaba el material.

-Ofertas primeros clientes. Otro truco es decorar el escaparate con prendas a precios muy exclusivos. Pero ese precio es solo para el producto del escaparate, no para el resto del interior. El escaparate se monta unos días antes del comienzo de las rebajas, con grandes vinilos anunciando el ofertón. Los primeros clientes en llegar podrán hacerse con esas unidades tan rebajadas. El resto, podrán aprovechar las rebajas normales. Incluso puede hacerse algo así para cada día, poniendo a la noche las prendas que se rebajarán a precio especial al día siguiente.

¿Qué poner en el escaparate?

Por supuesto, estos trucos que hemos visto tienen que ir acompañados de un interior del escaparate llamativo y muy atractivo que haga que la gente desee entrar. Por eso vamos a revisar también qué es lo que conviene poner en un escaparate.

-Los superventas. Si ha habido alguna cosa que se haya vendido por encima de la media durante la temporada y ahora se pueda comprar rebajada, debe de resaltarse en el escaparate. Si esa prenda u objeto ha sido toco un éxito sin duda seguirá siendo objeto de deseo y más cuando está a un precio mucho más competitivo.

-Una selección. Otros comercios apuestan por una selección representativa de lo que hay en el interior de la tienda, para que el cliente se haga una idea clara y global de qué se va encontrar si entra.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *