¿Qué tener en cuenta a la hora de hacer publicidad en el lugar de venta?

Actualmente, aunque las compras por Internet representan un importante porcentaje de ventas totales en la mayor parte de los negocios online. La tienda física continúa siendo clave para la rentabilidad de la empresa, en especial, si se trata de un negocio local. De esta forma, se consigue atraer la mirada de los posibles clientes adaptando el espacio a la venta offline.

Por lo que, a la hora de publicitar un determinado servicio o producto, es importante saber cómo realizar las diferentes acciones de manera correcta para conseguir el éxito y aumentar los beneficios.

Después de todo, de estas acciones puede depender que las ventas se disparen o, por el contrario, caigan en picado.

En la actualidad existen dos modos de publicidad de venta común:

Publicidad de carácter temporal

Este tipo de publicidad está orientada a la venta de productos os servicios que, dadas su características, solo van a estar disponible por un tiempo limitado.

El objetivo, es conseguir atraer al cliente usando esa «escasez temporal» e indicándole que mañana, puede ser tarde si quiere adquirir el producto en cuestión.

Entre los elementos de publicidad para el lugar de venta de carácter temporal podemos destacar:

Stoppers, displays publicitarios, expositores de sobremesa, grandes animaciones, etc.. Todos ellos pueden fabricarse en diferentes materiales de coste reducido como el cartón,  el cartón ondulado o microgradano.

Entre la actividad publicitaria, las campañas promocionales son una de las más usadas.

Publicidad atemporal

La publicidad en el lugar de venta permanente se caracteriza por el uso de una amplia y especial variedad de elementos, formatos, tamaños, diseños, etc..

Es importante tener en cuenta que el cambio va a exigir cierta adaptación. Después de todo, no podemos estar continuamente transformando el local. Por eso, es importante elegir una publicidad que se pueda adaptar fácilmente a cada espacio y tiempo.

Una vez sepamos qué tipo de «temporalidad» va a tener nuestro producto, debemos analizar otras cuestiones que son de mucha importancia para publicitar nuestros servicios o productos.

Factores a tener en cuenta para la publicidad en el lugar de venta

La ubicación de la publicidad y el producto

Es importante fijar la ubicación de las diferentes secciones del local desde el minuto cero. También, hay que analizar si las acciones que vamos a llevar a cabo deben llevar algún orden.

Por ejemplo, si queremos atraer la atención ante un determinado producto debemos colocarlo de manera distante, de esta manera el cliente recorrerá mayor superficie para acceder a él.

En compras impulsivas o compras de última hora, debemos poner la publicidad en un lugar situado cerca de la línea de cajas. Este espacio es ideal para ofertas o promociones de amplia salida.

Si por el contrario, el producto que queremos vender es algo que el cliente deben analizar antes de comprar como una lavadora o frigorífico, es mejor colocar la oferta o la publicidad asociada en un lugar más alejado. De esta manera, permitiremos al cliente analizar con calma cuáles son las ventajas que obtendrá con su compra.

publicidad-lugar-venta

Productos complementarios, doble oportunidad de venta

Si queremos vender productos que se asocien de alguna manera, podemos poner un cartel publicitario del producto en sí y, a continuación, algún tipo de accesorio necesario para el producto. Por ejemplo, un cartel publicitario de un determinado juguete, seguido del producto y las baterías para hacerlo funcionar.

Lugares calientes: ideales para focalizar la publicidad

Otro de los puntos interesantes a tener en cuenta es cómo localizar los lugares estratégicos para cada tipo de producto. Este tipo de lugares se denominan lugares «calientes» y, por lo general, son lugares donde las personas van a circular con mucha periodicidad.

Por el contrario, los lugares «fríos», son los lugares donde, por el difícil acceso o por la lejanía, los clientes no van a transitar de manera continua.

En los llamados lugares «calientes! es donde debemos implementar nuestra estrategia de publicidad. En estos puntos, es donde de manera predefinida debemos instalar los diferentes tipos de stands publicitarios o llamadas a la acción.

La iluminación, clave para vender un producto

La iluminación es otro de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de publicitar un producto. Si queremos que el cliente se fije en un producto en particular, debemos pronunciar la iluminación con colores cálidos que inviten al cliente a acercarse.

Este tipo de técnica es ideal, sobre todo, para promociones o ventas rápidas que necesitan una salida lo más prontamente posible.

Elementos en el exterior del establecimiento

Tan importante es conseguir un ambiente propicio dentro del local, como uno fuera de él. Para ello, la publicidad en el exterior del local juega un papel importante.

De esta manera, existen diferentes herramientas que podemos usar para llamar la atención de los clientes e invitarles a entrar en el local. Algo que facilitará la compra de productos o servicios.

Los rótulos, permiten identificar establecimientos por lo que es importante que su imagen este cuidada y, en caso de tener elementos luminosos, funcionen de manera adecuada.

Los escaparates son otro de los puntos clave en cuanto a publicidad. Según los expertos, se recomienda cambiar el mismo de forma periódica y ajustándolo a la temporada vigente. Es importante crear un escaparate que invite al cliente a admirar los productos y cuente con una llamada a la acción clara.

 

Toma todos los consejos que te hemos contado para crear una campaña publicitaria que realmente se trasforme en ventas reales y te permita seguir avanzando en tu negocio. Consigue la mejor publicidad en el lugar de venta en Promoción PLV y apuesta por la calidad y sostenibilidad de nuestros productos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *