Tras la campaña de Navidad…¿qué? (I)

Todavía no ha comenzado la Navidad pero la campaña navideña ya hace tiempo que se ha puesto en marcha. Desde finales de octubre vemos en nuestros supermercados productos navideños y promociones relacionadas con estas fechas. Pero, ¿a qué se dedican en este momento los expertos en marketing de las empresas? Pues en dos cosas principalmente:

-Minicampañas para ayudar a las ventas de última hora en Navidad

-Las campañas que vienen tras la Navidad

Veamos con más detenimiento cada uno de estos puntos y descubramos que hay, en estos momentos, en el interior de las cabezas pensantes en material de publicidad y campañas de PLV. En este artículo vamos a tratar las minicampañas de última hora y en el de la próxima semana hablaremos de las campañas que vienen tras la Navidad y en las que ya están pensando muchos especialistas en marketing.

Minicampañas para ayudar a las ventas de última hora en Navidad

Para muchas empresas las campañas de Navidad son clave para sus ventas ya que el grueso de las mismas se produce en esta época del año. Por eso, es muy importante trabajar muy bien en una campaña principal, pero llevar a cabo trabajos como minicampañas muy puntuales para aprovechar al máximo el tirón y las ventas.

Minicampaña para Navidad y Fin de Año: Navidad y Fin de Año son las dos celebraciones familiares con más fuerza, además de Reyes. Están muy juntas, por lo que la campaña se debe de hacer conjunta y con mucha fuerza.

En la mayoría de los casos se parte de la idea de que la mayor parte de las personas ya han hecho sus compras de Navidad con antelación, pero que siempre se acaban comprando cosas de última hora que apetecen y entran por el ojo. Una vez que el grueso del gasto está hecho y que ya se tienen las cenas y los regalos, la gente siente menos pereza y culpabilidad por comprar unos turrones extra, un dulce que apetece o incluso hacerse un regalo a sí mismo.

Por esto, muchas marcas lanzan con fuerza sus campañas uno o dos días antes de Nochebuena, con rebajas y promociones especiales que hacen que resulte mucho más atractivo comprar estos productos. Estas promociones ayudan a las compras por impulso y son fundamentales para decidir a quienes han dejado todas sus compras para última hora y se encuentran con que tienen que adquirir muchas cosas a un tiempo y necesitan agarrarse a promociones para ahorrar.

Además, la promoción ayuda a destacar por delante de otras marcas, por lo que es bueno hacerla con toda la fuerza, con sus expositores especiales e incluso con promociones en lugar de venta con comerciales que se encarguen de presentar los productos y explicar los descuentos especiales a los que se están ofreciendo.

Campañas de Reyes: Si la campaña de Navidad trata de poner toda la carne en el asador para luchar contra la competencia, la campaña de Reyes es incluso más importante ya que nos encontramos con que una vez pasada esta fecha, las posibilidades de venta de nuestros productos disminuirá o incluso caerá en picado cuando se trata de algo muy relacionado con la Navidad.

Aquí se trata de eliminar todos los posibles excedentes y que quede lo menos posible por vender. Y por eso las ofertas más agresivas son las que tienen que ver con la campaña de Reyes. Esta fecha sigue siendo muy tradicional en España y son muchas las familias que se reúnen a comer juntas y a intercambiar regalos, por lo que es el momento de quemar todos los cartuchos.

Los dulces típicos de Navidad pueden ponerse en promoción con rebajas muy fuertes, preferentemente los descuentos aplicados a la segunda unidad, ya que de esta manera se obliga a comprar dos artículos en vez de uno y se reducen los excedentes.

Tras Reyes, son los mismos supermercados los que muchas veces ponen los artículos típicos de la Navidad de saldo para evitar tenerlos guardados hasta el año siguiente, pero no hay que confundir este tipo de campañas, que generalmente se llevan a cabo con marcas determinadas que no pueden devolver, con las campañas que llevan a cabo las marcas.

Los saldos para eliminar existencias navideñas de los supermercados son también campañas de marketing, pero propias y que no están relacionadas con la marca, por lo que todos los artículos suelen tener un mismo descuento y no se priorizan unas marcas ante otras.

Las marcas no suelen hacer campañas una vez que se han terminado las fiestas ya que comienzan a centrar sus esfuerzos en otros productos o en otras campañas. Por ejemplo, los vendedores de dulces como los bombones ya se centran en San Valentín, que en poco más de un mes estará en todos los escaparates y que es una fecha perfecta para vender bombones y dulces elaborados con chocolate.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *