7 tips para un buen escaparate

Es cierto que el pequeño comercio tiene una dura competencia hoy en día. Pero si se sabe mantener una fuerte personalidad diferenciadora, es posible sobrevivir. Tener un buen escaparate es vital para cualquier negocio y conseguir que la gente que pasa por la calle se pare y entre en el comercio. Para ello contamos con diferentes herramientas que, bien utilizadas, pueden suponer el éxito o el fracaso de un negocio. Para que marquen la diferencia para bien, os recomendamos una serie de tips que harán que un escaparate destaque y sea una buena tarjeta de presentación para un negocio.

1- Una temática definida: Es importante que si quieres que tu escaparate destaque y se vea bonito, tenga una temática definida. Puede ser un escaparate de Navidad, puede ser un escaparate de rebajas o incluso un escaparate con dos zonas diferentes, pero lo que no va a funcionar es que todo se vea mezclado y sin ningún sentido. Esto solo confunde a los clientes y hace que no se transmita un mensaje positivo de la tienda, sino más bien todo lo contrario.

2- Utiliza vinilos decorativos: Los vinilos decorativos contribuyen tanto a crear la temática de la que hemos hablado como a transmitir un claro mensaje importante que se quiere que se reciba. Por ejemplo, si estamos hablando de un escaparate pensado para promocionarlas rebajas es interesante que la palabra “rebajas” o los porcentajes de descuento estén presentes, dejando claro qué se pretende transmitir. Los vinilos pueden servir, además, para los escaparates temáticos más puros, inspirados en algo concreto y que representen una escena. Este tipo de escaparates temáticos tienen mucho éxito, por ejemplo, en librerías, para presentar una novedad que lleve mucho tiempo esperándose.

3- Un expositor protagonista por zona: Si en tu escaparate se utilizan los expositores, es importante que no se vean amontonados o sin un orden. Si el escaparate tiene varias áreas, porque se venden distintos tipos de productos, que cada una de ellas tenga un expositor principal, al que se le de el máximo de protagonismo y luego algunos en segundo plano. Así, los ojos se irán hacia ese punto central y, aunque luego se pueda ver lo que está a su alrededor, lo importante inicialmente es captar ese interés y hacer que la gente se pare ante el escaparate.

4- Un gancho de calidad: Muchos escaparates ponen un gancho para atraer a la gente al interior. Esto puede ser un producto de mucha tirada, algo muy típico de la temporada una buena rebaja. Pero siempre debe de ser un gancho de calidad. Por ejemplo, es mala idea poner en el escaparate una blusa muy rebajada y que luego, cuando el cliente entra para comprar esa blusa, solo haya la del escaparate o solo esa tenga el precio tan bajo debido a una tara. El reclamo debe de ser real y de calidad para que no se produzca la sensación de engaño que tanto puede perjudicar a un negocio.

5- Varíalo cada poco tiempo: Cuando algo se vuelve familiar tendemos a ignorarlo. Si cada día se pasa por delante de una tienda y el escaparate no aporta nada nuevo, al final dejaremos de percibirlo. Por eso los escaparates deben de renovarse. Se recomienda que se hagan con frecuencia, sobre todo en negocios que están en la calle y ante los cuales pasan muchísimas personas. Las pequeñas tiendas también deben de tener especial cuidado en sus escaparates, ya que las grandes tienen clientes por la propia marca mientras que el comercio pequeño necesita atraerlos.

6- Que sea significativo: Otro dato importante es que el escaparate sea significativo de lo que hay en el interior. Un escaparate que parezca digno de una tienda de lujo para prendas low cost no funcionaría, ya que los potenciales clientes de esas prendas de ropa económicos no iban a entrar al pensar que la tienda vende ropa demasiado cara y los clientes de tiendas de ropa cara tampoco porque no verían las prendas de firma que esperan encontrar en este tipo de establecimientos. Es importante que lo que se ve en el escaparate sea representativo y muestre correctamente el tipo de cosas que se encontrarán en el interior.

7- Promociónalo en redes: Promocionar en redes el escaparate es una buena manera de atraer a gente al comercio. Si el escaparate es bonito, tiene buenos reclamos y resulta atractivo, verlo en un Facebook o un Instagram puede tener un efecto llamada hacia sus potenciales clientes. Además de los que pasan por la calle, el escaparate estará a la vista de aquellos que pasan por las redes sociales, por lo que el efecto será todavía mayor. Vale la pena invertir en unas fotos de calidad para conseguir atraer a nuevos clientes que, tal vez, no pasarían nunca por delante de la tienda.

Algunos de nuestros proyectos realizados están realizados en formatos como displays, expositores pie, sobremesa, totems publicitarios, etc. Nos adaptamos a todo tipo de negocios.

¿Te ha sido útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *